San Pedro Sula, Honduras.

Expuestos a ser víctimas del dengue, chikungunya o parásitos están los habitantes de la colonia San Pedro, ya que el mal estado de las calles no solo representa un problema de circulación, también es un foco de infecciones por la gran cantidad de agua estancada.

Enrique Cruz, vecino afectado, afirma que desde casi un año no llegan a hacer raspado de las calles y verificar de dónde sale el agua.

“La última vez que vinieron fue a mediados de 2014. De ahí no se han asomado por aquí. Hay días en los que se ve medio arreglado porque hacemos rellenos en los hoyos, de lo contrario esto sería peor”, expresa Cruz.

Los habitantes en general hacen un llamado a fin de que les solucionen el problema, puesto que, pese a vivir casi en la orilla del segundo anillo periférico, ha sido un sector olvidado por la Municipalidad y otras actividades.