02/10/2022
08:51 PM

Más noticias

Caravana de hondureños y extranjeros partió hacia Corinto rumbo a Estados Unidos

Migrantes cubanos, venezonalos, nicaragüenses y haitianos forman parte de la caravana de migrante.

Tegucigalpa, Honduras.

Migrantes cubanos, venezonalos, nicaragüenses y haitianos forman parte de la primera caravana de migrante del 2022 que salió anoche de la Gran Central Metropolitana de Buses en San Pedro Sula, zona norte de Honduras, rumbo a Estados Unidos.

Unas 600 personas partieron de la zona norte y se dirigen hacia el punto aduanero de Corinto, fronterizo con Guatemala.

Además, este sábado decenas de extranjeros han llegando a Comayagüela para unirse a la caravana.

Además lea: Se gesta caravana migrante hondureña rumbo a Estados Unidos

Hombres, mujeres y niños tienen como objetivo llegar al país norteamericano ante la falta de empleo y la inseguridad que impera en su país.

“Tomar esta decisión es difícil, nadie está contento de andar en este camino, pero sabemos que no tenemos más oportunidades. Yo tengo cinco hijos que deben comer y necesito empleo”, dijo una migrante nicaragüense.

“Todos los países centroamericanos tenemos los mismos problemas. Así que tenemos entendido que se nos van a unir guatemaltecos y mexicanos”, dijo otro migrante de Nicaragua.

Organismos de Derechos Humanos alertaron a mediados de semana que una nueva caravana migrante se estaba gestando con la idea de pedir asilo en territorio mexicano para ser parte del programa migratorio “Quédate en México”, que ofrece algunas oportunidades para víctimas de extorsión y otras formas de violencia.

“Se arriesgan a ser víctimas de bandas criminales y además arriesgan a sus hijos, porque muchos llevan menores de edad y el peligro es doble”, dijo Itsmania Platero, defensora de derechos de los migrantes.

Desde el pasado 6 de enero, el Gobierno de Guatemala estableció una serie de protocolos ante la posible llegada de dicha caravana.

El Instituto Guatemalteco de Migración indicó a periodistas que los protocolos fueron definidos durante una “reunión interinstitucional” con la participación de más de quince entidades estatales.

Los protocolos establecidos este jueves incluyen “puestos de control sobre la ruta migratoria” en “puntos estratégicos” para detectar a quienes intenten ingresar a Guatemala sin los requisitos requeridos por la ley, entre ellos una prueba contra la covid-19.

Dicha reunión contó con la participación de varias agencias en Guatemala de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), entre ellas la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

La última caravana migrante masiva se registró en enero de 2021 con la participación de alrededor de 9.000 hondureños, quienes fueron bloqueados y disueltos en la frontera guatemalteca por las fuerzas de seguridad locales.