San Pedro Sula, Honduras.

Cientos de jóvenes y autoridades de todo el país participaron ayer en el lanzamiento de la campaña de alfabetización Honduras Aprende para una Vida Mejor.

Los actos fueron en la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH).

El ministro de Educación, Marlon Escoto, explicó que desde 2012 hasta la fecha unos 300,000 hondureños han sido alfabetizados con el trabajo educativo social de los estudiantes de último año de educación media.

Sin embargo, para lograr mayores índices de alfabetización las autoridades deben hacer esfuerzos mayores; por esa razón, la Secretaría de Educación planeó hacer esta campaña masiva que por primera vez contará con la participación de universidades, Iglesia Católica, fuerzas vivas, empresa privada y municipalidades de todo el territorio.

El objetivo es llegar a los lugares más remotos del área rural y erradicar el analfabetismo en Honduras.

Ayer, este ambicioso proyecto educativo, se hizo oficial y se planea que en el período de dos años se enseñe a leer a 600,000 hondureños. Para esto, participarán al menos 300,000 voluntarios durante cinco horas al día por un período de veinte semanas.

Seguimiento

Escoto explicó que cada persona alfabetizada recibirá el certificado de primer grado y que se llevará un seguimiento cada año el estudiante para que ascienda de grado, pueda terminar la educación básica y seguir estudiando en el mejor de los casos.

La primera dama de la nación, Ana García de Hernández , alabó la iniciativa y explicó que solo a través de la educación y el trabajo el país saldrá adelante.

Monseñor Rómulo Emiliani, obispo auxiliar de San Pedro Sula, pidió a Dios para que Honduras progrese por medio de la educación de sus pueblos.