San Pedro Sula, Honduras.

Las normas de la Asociación Nacional de Protección Contra el Fuego (NFPA, por sus siglas en inglés) recomiendan que debe haber un bombero por cada 1,000 habitantes, una unidad por cada 10,000 pobladores y una estación por cada 25,000 personas.

En este contexto, los sampedranos están expuestos debido a que, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la ciudad sobrepasa el millón de habitantes y solo cuenta con 141 bomberos. Esta cifra deja en evidencia un déficit de entre el 75 y 80% de elementos.

Marco Artica, comandante del Cuerpo de Bomberos en la zona noroccidental, indicó que con el objetivo de solventar progresivamente este problema, en lo que va del año han realizado 67 nuevas contrataciones, la primera en marzo, cuando emplearon 41 personas, y la última el pasado mes de julio con 26.

“Los bomberos fueron distribuidos en las diferentes estaciones de la ciudad. A nivel de todo el país han estado contratando. Tenemos que ir creciendo porque hay normas nacionales e internacionales que así lo mandan”, manifestó.

Proyectos

Este próximo 26 de agosto la institución recibirá de las autoridades municipales 40 millones de lempiras con los que buscarán mejorar el sistema bomberil actual.

Artica señaló que la gestión llega tras una profunda evaluación hecha por el gobierno local para identificar necesidades.

Con el dinero remodelarán las seis estaciones que hay en la ciudad y construirán dos más.