20/05/2024
11:21 AM

¡Barras mortales! Keiry García iba a cumplir 15 años en junio

Keiry Gricel García, de 14 años, murió a causa de un disparo en los alrededores del Estadio Olímpico Metropolitano.

San Pedro Sula, Honduras

La muerte de una adolescente de un balazo en el cuello, el jueves, durante una riña entre “barras” (seguidores) de los equipos Marathón y Real España, ha enlutado al fútbol hondureño previo a la quinta jornada del torneo Clausura que se comenzará a disputar el sábado.

Keiry Gricel García, quien iba a cumplir 15 años en junio de 2023, murió a causa de un disparo en los alrededores del Estadio Olímpico Metropolitano, donde se produjo una batalla campal en la que un desconocido disparó un arma de fuego.

Foto en vida de Keiry Gricel García.

La menor y su padre no pudieron entrar al estadio y cuando estaban de regreso en su vehículo fueron atacados a balazos por aficionados. Ella llegó muerta a un hospital privado al que fue llevada.

“Era mi niña, mi vida, mi todo”: Padre de Keiry García

La riña callejera se produjo tras el clásico local entre Marathón y Real España, en San Pedro Sula, norte de Honduras y la segunda ciudad más importante del país centroamericano.

La confrontación entre las ‘barras’ comenzó en el estadio cuando se jugaba el minuto 26 del partido. En ese momento seguidores del Marathón invadieron la cancha y la cruzaron a lo ancho para lanzar objetos a hinchas del Real España, pese a la presencia policial.

El juego, que lo ganó el Marathon, 2-1, fue suspendido durante media hora y al parecer los pocos aficionados del Real España que lograron entrar al estadio, aunque se había previsto que solamente lo hicieran los del Marathón, que jugaba como local, fueron sacados por la Policía Nacional de la instalación deportiva.

No es la primera vez que, enfrentamientos violentos en las afueras de los estadios Olímpico Metropolitano y Francisco Morazán, en San Pedro Sula, y del Nacional “José de la Paz Herrera”, de Tegucigalpa, dejan lesionados y en algunos casos muertos por disparos con armas de fuego, apuñalados o atropellados.

Luego de lo ocurrido el jueves, las autoridades estarían redoblando la vigilancia para el clásico nacional entre Olimpia, último campeón y líder del Clausura, y Motagua, ambos de Tegucigalpa, que se disputará este sábado.

Olimpia llega a la quinta fecha como líder con diez puntos, escoltado por el Universidad Pedagógica, al que solamente supera por mejor diferencia de goles.

Motagua, sexto en la tabla con cuatro enteros, jugará el clásico con Ninrod Medina como su nuevo entrenador, luego de que el club decidiera el jueves separar del banquillo al argentino Hernán Medina, que en 2022 lo hizo campeón, por malos resultados.

En el segundo partido del sábado, el Vida, que ha caído a la décima casilla (última), será anfitrión del Real Sociedad, que está en peligro de descender a la segunda división.

Muere jovencita tras enfrentamiento entre barras en San Pedro Sula

El domingo, Olancho, que ha saltado a la tercera posición con siete puntos, medirá fuerzas ante Universidad Pedagógica.

Marathón, dirigido por el médico hondureño Salomón Nazar, recibirá la visita del Victoria, que tiene como timonel al argentino Héctor Vargas.

Los dirigidos por Nazar, que están en la quinta posición con cinco unidades, buscarán sumar su segundo triunfo, objetivo que también persigue el Victoria, que es séptimo, con cuatro.

La jornada se completará con el juego entre los locales del Honduras Progreso, que dirige el colombiano John Jairo López, y el Real España, del uruguayo Julio Rodríguez.

El Honduras Progreso está en novena casilla con tres puntos, mientras que el Real España en la cuarta, con seis. EFE