14/06/2024
08:30 AM

El aviturismo gana cada día más adeptos en Copán

En la región se han conformado varios clubes de aficionados que promueven la actividad ecológica.

    Copán, Honduras.

    Cada día son más las personas que le apuestan a las aventuras naturales y deleite del turismo ecológico para obtener experiencias recreativas y de conocimiento.

    El turismo ornitológico además de ser el resultado de una estrategia nacional de conservación, en el país cobra fuerza como producto turístico y el occidente de Honduras, no es la excepción.

    Cada fin de semana, grupos de aficionados se unen a los recorridos que promueve el Club de Observación de Aves Coas, con el fin de identificar la diversidad de aves que habitan en sitios de interés del departamento de Copán.

    Aprovechando las primeras horas de la mañana, cuando los pájaros vuelan sobre las copas de árboles en busca de alimentos, los avituristas se adentran en diferentes parajes naturales de interés y comienza una aventura que puede durar entre 30 minutos y 6 horas, según la caminata.

    Los avituristas registran las aves que observan.
    Apoyados de guías de aves, binoculares, cámaras fotográficas y otras herramientas multimedia en los teléfonos celulares, los observadores buscan registrar cuánta ave logren identificar.

    Requiere esfuerzo, pero sobre todo conocimiento.

    Maynor Soto, miembro del Club Coas de Santa Rosa de Copán, explicó que el aviturismo es una actividad que recién inicia en Copán, no obstante, en unos tres años, será un producto turístico sólido en el departamento.

    La iniciativa se trabaja con dos destinos de Santa Rosa de Copán: Hacienda Montecristo y el Club Campestre El Yate.

    Los participantes tienen la oportunidad de contribuir con la ciencia, desde el punto de vista de ciudadanía.
    Soto explicó que como observadores se puede contribuir a definir “qué aves están en peligro de extinción o cuáles se están reproduciendo más y su comportamiento. Incluso podemos contribuir al estudio sobre cómo afecta el cambio climático en el comportamiento de las aves”.

    El Club de Avistamiento de Aves Coas programa giras mensuales con sus miembros y demás aficionados para registrar aves, no obstante, para que se convierta en un producto turístico sólido se requiere más apoyo.