Trujillo, Colón, Honduras.

Auto de formal procesamiento dictó un juez de Trujillo a 10 elementos de la Fuerza Naval involucrados en el ataque armado contra un grupo de garífunas que dejó el saldo de dos jóvenes muertos en el municipio de Iriona, Colón.

El delito que se les imputó es el de homicidio en perjuicio de los jóvenes Jairo Joel Palacios Lino (24) y Elvis Armando García Martínez (19).

El suceso se registró el 27 de diciembre de 2015 en el momento en que los soldados de la Fuerza Naval dispararon a un grupo de personas que viajaban en dos vehículos.

En la acción murió Jairo Joel Palacios Lino, mientras que García Martínez expiró un día después del ataque cuando era atendido en un centro asistencial de La Ceiba.

Las muertes provocaron una ola de protestas en el municipio de Iriona.

La patrulla estaba conformada por 11 elementos militares, sin embargo, el conductor no portaba arma de fuego, por lo que solo 10 uniformados fueron acusados.

Foto: La Prensa

Los garífunas portaban pancartas y tambores.
Los efectivos asignados a la Base Naval de Puerto Castilla fueron requeridos con sus armas el pasado lunes por el Ministerio Público de Trujillo después del suceso en la madrugada del domingo 27 en la playa de Iriona.

Alrededor de las 3:00 de la tarde concluyó la audiencia en el tribunal de justicia donde se apostó una cantidad considerable de garífunas en Trujillo para apoyar y respaldar a los familiares de las víctimas.

En el lugar estuvo el alcalde de Iriona para apoyar a los miembros de la etnia garífuna que perdieron a sus eres queridos.

El juez determinó enviar a los 10 militares en depósito a la Base Naval de Puerto Castilla.