13/08/2022
02:14 AM

Más noticias

ASJ: Casi 500 menores abandonan el sistema educativo a diario

La ASJ reveló cuáles son las razones de la masiva deserción y brindó algunas recomendaciones.

Tegucigalpa, Honduras.

Los altos niveles de exclusión escolar, la baja calidad de los aprendizajes y una deficiencia de la gestión institucional a causa de la falta de financiamiento, son los principales desafíos que enfrenta el sistema educativo del país, de acuerdo con la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ).

Durante el foro “Estado de país: Honduras 2022, situación del sistema educativo”, la ASJ expuso que en Honduras cada día 491 menores abandonan el sistema escolar, lo que indica que en un años alrededor de 100 estudiantes que se van de las aulas.

“Esos menores que se pierden al año son además de los 300,000 que ya estaban excluidos por la pandemia”, dijo Dennis Cáceres, director de educación en la organización.

Los datos de ASJ establecen que en 2019 el 52% de los menores de wntre 6 y 17 años no estudiaban por falta de recursos económicos, mientras la población más rica tiene 64% más acceso a educación, en comparación con la población más pobre.

Respecto a los aprendizajes, Cáceres indicó que el último informe sobre calidad de aprendizaje indica que el 70 % de los estudiantes hondureños no no lograba el estándar internacional mínimo en lectura y el 85 % no lo alcanzó en matemáticas.”

Los estudiantes que asisten a escuelas públicas tienen 53 puntos menos en matemáticas que los estudiantes de escuelas privadas, lo que equivale a dos años de escolaridad. Y en comparación con el promedio latinoamericano, “los jóvenes hondureños muestran entre dos y tres años de atraso en lectura, matemáticas y ciencia”, señaló.

El tercer desafío es el presupuesto asignado a Educación. Cáceres dijo que no hay dinero para invertir en mejorar las condiciones educativas, pues el 96 % del presupuesto se va en pago de salarios.

”La gobernabilidad se ha debilitado en los últimos años, porque hemos metido la política en la selección de docentes y autoridades educativas”, expresó.

Entre las recomendaciones está la creación de una verdadera política enfocada en fortalecer la educación. También sugirió invertir más dinero en mejorar la infraestructura, material didáctico y merienda escolar. Asimismo, realizar evaluaciones para medir el desempeño de los docentes y el aprendizaje de los alumnos.