Texas, Estados Unidos.

Con pruebas de ADN y huellas dactilares el Estado de Honduras buscará identificar al resto de connacionales que murieron asfixiados dentro de un tráiler en San Antonio, Texas.

Ayer, miércoles, el Instituto Nacional de Migración de México informó que se contabilizaban 53 fallecidos: 27 eran de México, 14 de Honduras, siete de Guatemala y dos de El Salvador, mientras que más de una decena de personas están en seis hospitales.

Sin embargo, la Embajada de Honduras en Washington dijo que “tenemos que corroborar con ellos de dónde salió ese dato”, según las palabras de Javier Bu Soto, encargado de Negocios.

De momento solo están plenamente identificados cuatro compatriotas, quienes, de acuerdo con pasaportes o tarjetas de identidad, se llamaban Margie Tamara Paz Grajera (24), Fernando José Redondo Caballero (18), Alejandro Miguel Andino Caballero (23) y Adela Betulia Ramírez Quezada.

“No se descarta que sean 10 hondureños más (...) se van a visitar las morgues y los hospitales para empezar a identificarlos y poder ver si con huellas dactilares, se verificará si están en el sistema”, agregó Bu Soto.

El funcionario, quien forma parte del grupo de acción rápida que trabaja junto con autoridades de México, Guatemala y Estados Unidos, explicó que de no encontrar información de los sobrevivientes y fallecidos a través de este procedimiento buscarán apoyo con los familiares para realizar pruebas de ADN.

Por otro lado, el vicecanciller Tony García indicó que el gobierno pondrá a disposición el avión presidencial para repatriar los cuerpos, pero si se confirma que son 14 víctimas se analizarían otros medios.