27/11/2022
12:01 AM

Más noticias

Artesanías navideñas 'invaden” puestos en el mercado Guamilito

Directivos de la asociación de artesanos piden mayor promoción turística de esta actividad.

San Pedro Sula, Honduras

El Mercado Guamilito, en el corazón de la capital industrial, aglomera decenas de vendedores que promueven el talento y la creatividad de los artesanos hondureños.

Entre los más de 150 puestos sobresalen las artesanías de barro, figuras de tuza y elaboraciones de mimbre alusivas a la temporada navideña.

Por tradición, las creaciones de ángeles con hojas de maíz son buscados por extranjeros y sampedranos para decorar sus casas.

En las orillas del mercado se observan diversas floristerías en las que sus vendedores adornan con venados y ángeles hechos de mimbres que los clientes usan para decorar sus jardines.

No obstante, el negocio más importante de la temporada navideña para los artesanos son los nacimientos de barro, de los que se ofrece cualquier variedad de tamaño y estilo.

“Algunos de los nacimientos los traemos de Comayagua, Santa Bárbara, Tegucigalpa y Valle de Ángeles. Sin embargo, las ventas en este año han estado malas. En los puestos se ve poca actividad y además se necesita más seguridad para los turistas porque son de nuestros principales clientes”, sostiene Josué Ochoa, empleado en un puesto.

En las floristerías aprovechan el comercio de nacimientos para ofrecer casitas de madera que asemejan al pesebre adonde nació Jesús.

“Los clientes deciden las flores o decorados que quieren para sus casitas. Es un valor agregado y personal para sus nacimientos”, dice Julissa Hernández, vendedora de flores en Guamilito.

Algunas creaciones de madera son propias de San Pedro Sula y han logrado ser vendidas en otros departamentos.

Foto: La Prensa

Diversas figuras de tuza, nacimientos de toda clase y decoraciones en Guamilito.

Testimonios

Silvio René Ponce, directivo de la Asociación Nacional de Artesanos de Honduras (Anah), lleva 44 de sus 66 años de vida en el negocio de las artesanías, un oficio con el que pudo educar a sus hijos y mantener su casa. En la actualidad se enfrenta ante un panorama desolador debido al poco apoyo de instituciones públicas y privadas, la escasez de mano de obra juvenil y los efectos inminentes de la edad.

“Hace falta más promoción de este arte. Los turistas solo quieren ahora playas y por eso hemos quedado descuidados por las autoridades”, refiere Ponce.

El artesano agrega que el sector enfrentó un mal año en las ventas y el precio de las materias primas, como barro y madera, se han elevado, lo que se traslada en sus costos de producción.

“Al final le ganamos a la artesanía una mínima parte. No queremos venderlas caras para que los clientes las sigan comprando”, indica.

Foto: La Prensa

Los nacimientos son de los más buscados por los clientes

Sobre la asociación de artesanos

La Asociación Nacional de Artesanos de Honduras (Anah) surgió en el año 1980 como una iniciativa que busca ayudar y atender a sus artesanos afiliados.

La sede se ubica en el barrio El Obelisco de Tegucigalpa y asiste a más de 900 integrantes.

Los artesanos interesados en unirse a la Anah pueden llamar al teléfono 2238-4651.

Esta entidad es socia del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), lo que facilita procesos de comercialización.