02/03/2024
12:15 AM

Aerolínea propone centro de conexión en palmerola

Comayagua, Honduras.

El aeropuerto de Palmerola será un poco más grande que el Ramón Villeda Morales (San Pedro Sula) y el Toncontín (Tegucigalpa), pero no más que el de Comalapa (El Salvador). Sin embargo, tendrá la capacidad para albergar un centro de conexiones de cualquier línea aérea.

Una compañía regional ya mostró interés en poseer un mini hub, mientras el Aeropuerto de Munich, que operará esta terminal, busca empresas en Europa, según Marco Lagos, director corporativo de Emco, empresa responsable de la construcción de la terminal aérea.

¿Cómo será de grande el aeropuerto y qué ofrecerá?

Va a ser más o menos del mismo tamaño que el de San Pedro Sula y el Toncontín. Quizás un poquito más grande. Son 18,400 metros. El diseño es totalmente diferente, más aeroportuario, orientado a la eficiencia de la gente, orientado a la reducción de costo. Tendrá aspectos arquitectónicos interesantes, por ejemplo, se usará la luz natural y energía solar. Tocontín tiene 2 puentes de abordaje, San Pedro tiene 3 y en Palmerola habrá 4 puentes y 8 puertas de acceso directo en la parte de abajo para el transporte de los pasajeros en bus a los aviones.

¿El edificio será más grande que el de Comalapa de El Salvador?

No, el edificio será hecho para un millón y medio de personas. El de Comalapa, tal vez, está hecho para cinco millones de personas. Comalapa es mucho más grande.

Aunque será pequeño, ¿ofrecerá condiciones para que se convierta en un hub de una línea aérea?

Claro que sí. En primer lugar por la ubicación del aeropuerto, en segundo lugar porque estamos con todo para certificar el aeropuerto. Hasta la fecha, los que tienen certificación lo han conseguido en mucho tiempo. Nosotros pensamos que el nuestro tendrá una certificación completa en Centroamérica. Tendremos operaciones las 24 horas y esto permitirá que aterricen aviones con mayor seguridad. La pista también tiene la capacidad de recibir aviones mucho más grandes.

¿Esa certificación la lograrán una vez que concluya la construcción?

La certificación es un proceso que se iniciará en el momento que estemos haciendo el traspaso de la operación. Primero se obtiene el permiso de operación de aeronáutica y después se adquiere la certificación. No se puede certificar el aeropuerto si no hay movimiento de aviones. Hay que medir las eficiencias y los tiempos.

¿En qué momento entrará a participar el Aeropuerto de Munich?

Munich ha tenido y tendrá participación en cuatro etapas. La primera fue en la parte de la licitación, la segunda en la preconstrucción. Estamos trabajando con ellos en el master plan y las opciones de mejora de la presentación que hicimos originalmente. En la tercera etapa nos va a apoyar en la supervisión de la construcción y en el entrenamiento del personal que va a operar en el aeropuerto y en toda la organización del traspaso del aeropuerto y en la asistencia para lograr la certificación. Después, ellos entrarán a operar el aeropuerto, manejarán la gerencia del aeropuerto, la operación, entrenamiento y seguridad.

¿Cuándo aterrizará el primer avión?

Si Dios quiere, yo diría que en febrero o en marzo de 2018. Eso depende mucho de los permisos y de cosas pendientes que tenemos con el Estado.

¿Cuáles compañías han manifestado interés en operar?

Las normales, las que ya están operando en el país. Estamos haciendo campañas de mercadeo para atraer empresas como JetBlue, compañías americanas de bajo costo y estamos hablando con una compañía que quiere tener un mini hub en Palmerola. Los alemanes están trabajando para que vengan empresas europeas y hagan vuelos directos.

¿Qué resultados han logrado en Europa?

Es un proceso que tarda año y medio, dos años. No es fácil para una aerolínea tomar una decisión.

¿Cuál es la empresa que puede tener el mini hub ?

Tenemos un acuerdo de confidencialidad y no puedo revelar el nombre. La próxima semana nos volveremos a reunir con ellos.

¿Cuáles beneficios obtendrán los viajeros si hay un hub en Comayagua?

Los viajeros ya no tendrían que hacer escalas en otros países de Centroamérica, por ejemplo, para llegar a su destino. Los vuelos serían directos.

¿Habría una repercusión positiva en el precio de los boletos aéreos?

Hay muchas cosas que debemos tomar en cuenta: la atracción de nuevas líneas aéreas y la reducción de los costos de operación porque no tendrán que pagar seguros caros (como lo que pagan por operar en Toncontín). También la certificación le permitirá a los aviones operar con menos costos. Entonces, esperamos que se dé una competencia y un mayor movimiento de pasajeros. Así los precios pueden ser más bajos.

¿El aeropuerto de Palmerola le quitará protagonismo al de San Pedro Sula?

No creo que suceda, al menos que se repita lo que sucede en Tegucigalpa, donde los precios de los vuelos son más caros. Eso no está contemplado en los planes nuestros.