28/05/2024
01:48 PM

Acusan a Gas del Caribe

El daño causado a la Laguna de Centeno es irreparable, además, se estableció que la responsabilidad directa corresponde a la empresa Gas del Caribe, informó el fiscal del Ambiente, Juan Francisco Gonzales.

El daño causado a la Laguna de Centeno es irreparable, además, se estableció que la responsabilidad directa corresponde a la empresa Gas del Caribe, informó el fiscal del Ambiente, Juan Francisco Gonzales.

La conclusión llevó al Ministerio Público a presentar una acusación contra el representante legal de la sociedad mercantil Gas del Caribe, Alfredo Gonzales Ramírez; el director administrativo para Honduras, José Melgar Durán y el gerente general de la terminal de la empresa, Héctor Ricardo Núñez.

La acusación es por suponérseles responsables a título de autores del delito de daños agravados en perjuicio de la flora, fauna silvestre y bienes nacionales de uso público propiedad del Estado de Honduras. El Ministerio Público también pide a los tribunales que libre órdenes de captura contra los mencionados.

El fiscal explicó que el Ministerio Público, basado en los dictámenes emitidos, estableció que la responsabilidad directa por la destrucción de la Laguna de Centeno corresponde a la empresa Gas del Caribe.

Los dictámenes técnicos fueron emitidos por la Dirección de Evaluación y Control Ambiental, unidad técnica de la Fiscalía especial del Ambiente, Cuerpo de Bomberos, Instituto Hondureño de Antropología e Historia y Cohfedor.

Gonzales indicó que a la Fiscalía le hacían falta los dictámenes técnicos de las autoridades competentes para emprender la acción en contra de la empresa.

Pruebas

“Hay un factor determinante. La Laguna de Centeno, tal como lo establecen las leyes nacionales, es un bien de uso público y colateralmente se ha perjudicado lo que es la fauna y la flora silvestre”, aseguró Gonzales.

Indicó que una vez que se rompió la franja lateral que estaba cubierta de mangle y arena, lo cual evitaba que el mar entrara, la flora y fauna fueron destruidas.

“No hay ningún tipo de medida de compensación y de reparación que lleve a la empresa a recompense de manera alguna el daño que ha ocasionado al Estado”.

Explicó que se ha perdido un ecosistema importante para la nación y al no existir la gravedad de la pena que se debe imponer en caso de que se condene a estas personas, el Ministerio pide que se someta a todo el procedimiento hasta llegar al juicio oral y público.

Antecedentes

En septiembre de 2004 se realizó el primer control y evaluación de las medidas de mitigación y allí se concluyó que las actividades realizadas por la empresa Gas del Caribe, con el pasar de los años, han producido efectos negativos sobre la Laguna de Centeno.

El dictamen de diciembre de 2004 se estableció que las operaciones de Gas del Caribe exponen a grave peligro a las raras especies marinas y aviarias del lugar. Luego, en una nota girada por el Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras se describieron los efectos adversos que sufrió el mangle ubicado a las orillas de la Laguna.

La petición del Ministerio Público pide que se les capture y se les decrete detención judicial a los acusados. Señala que se deben tomar en cuenta que los daños agravados de la laguna se deben a la actividad de la empresa Gas del Caribe, que llevó a la destrucción total e irreversible de ecosistemas únicos, a la pérdida de todo el manglar de la especie negro y rojo que formaba la laguna y de la vida silvestre, especialmente las aves, reptiles y peces.