San Pedro Sula, Honduras.

Los distintos supermercados de la capital industrial lucen abarrotados de personas ante la posible escasez de alimentos y porque temen que estos negocios cierren sus puertas, debido a los últimos actos vandálicos provocados por los supuestos seguidores del Partido Alianza de Oposición.

Lea: El comercio sampedrano funciona a medio vapor

Los parqueos de los supermercados se tornan insuficientes por lo que algunos conductores han optado por estacionarse en las aceras para poder ingresar a realizar sus compras.

Lo mismo ocurre con las gasolineras sampedranas, donde los cientos de conductores las han abarrotado ante el temor de quedarse sin gasolina y no poder viajar en caso de una emergencia.

Actos vandálicos

En otro punto de la ciudad, los manifestantes incendiaron las instalaciones de Banco del País y rompieron las cortinas de Elektra y de otros comercios de donde sustrajeron mercadería como televisores y otros electrodomésticos.