OEA: Ley para campañas fortalecerá democracia en Honduras

La Ley de Financiación de Campañas Políticas, promovida por el Gobierno hondureño, será una legislación "modelo".

El vocero de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) de la Organización de Estados Americanos, el peruano Juan Jiménez. EFE/Archivo<br/>
El vocero de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) de la Organización de Estados Americanos, el peruano Juan Jiménez. EFE/Archivo

Tegucigalpa, Honduras

La Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) de la OEA aseguró hoy que de aprobarse en el país centroamericano una ley que regule y fiscalice los fondos que financian las campañas electorales se fortalecerá la democracia.

La Ley de Financiación de Campañas Políticas, promovida por el Gobierno hondureño, será una legislación "modelo" para América Latina y contribuirá a fortalecer la democracia de Honduras, afirmó el portavoz de la Maccih, el exministro peruano Juan Jiménez.

"Está ley va a impedir que los futuros funcionarios del Estado obtengan fondos de origen ilícito y eso es importante para sanear la política, para que la democracia se fortalezca y para que la población tenga representantes legítimos que provengan del pueblo y no vinculados al narcotráfico o crimen organizado", señaló Jiménez en declaraciones a la radio HRN que transmite en Tegucigalpa.

Destacó que la actual Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas, aprobada en 2004, contempla un capítulo sobre financiación de las campañas, pero su aplicación "ha sido limitada" debido a la falta de una instancia especializada de fiscalización.

Esa ley electoral "no ha tenido un mayor impacto para generar información, oficialmente, no existe ninguna persona de ningún partido sancionado por dinero no licito dentro de las campañas electorales, lo que indica que no ha habido ningún seguimiento al tema de los dineros de las campañas electorales", enfatizó Jiménez.

"Nosotros llegamos a Honduras para integrar la misión el 19 de abril, hace un poco más de cuatro meses, con el objetivo de promover esta ley que se basa en cuatro proyectos que existen actualmente en el Congreso y que se han fusionado dentro de la comisión de asuntos electorales", detalló.

La propuesta de ley, que contiene más de 80 artículos, dará vida a la Unidad de Financiamiento, Transparencia y Fiscalización, un nuevo órgano a cargo de consolidar los procesos de rendición de cuentas de los partidos, apuntó.

Esa unidad podrá desarrollar investigaciones sobre financiación irregular, tendrá a su cargo la verificación de los aportes y gastos de campaña, y podrá sancionar a los partidos y candidatos renuentes a entregar información, según la Maccih.

Además podrá formular denuncias penales ante el Ministerio Público si encuentra indicios de la comisión de delitos y tendrá la facultad de "levantar el secreto bancario, tributario y fiduciario", cuando encuentre operaciones sospechosas de financiación, añadió.

De confirmarse que un candidato ha sido financiado con dinero ilegal, la nueva ley plantea que "podrá ser cancelado de su cargo, porque se considerará una elección fraudulenta", subrayó Jiménez.

Resaltó que esas acciones tienen que ser "efectivas" en el combate de la corrupción en el país centroamericano.

Es por ello que el portavoz de la Maccih exhortó de nuevo al Parlamento de Honduras a aprobar la ley de financiación, la cual, dijo, será una normativa "moderna" y "un avance importante" para el país.

El origen de los fondos que se gastan los partidos políticos de Honduras en las campañas es cuestionado por diversos sectores sociales porque las instituciones políticas no dan detalles de su procedencia, aunque en muchas ocasiones las aportaciones salen de las bases o de activistas del partido.

Las elecciones primarias en Honduras se celebrarán en marzo de 2017, mientras que las generales se llevarán a cabo en noviembre de ese mismo año, según el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

La Prensa