Cambio climático golpea pesca artesanal en Honduras

En Puerto Cortés, los pescadores reportan bajo rendimiento.

La pesca en los dos litorales, tanto artesanal como industrial, dejan a la región ingresos por 2,500 millones de dólares anuales.
La pesca en los dos litorales, tanto artesanal como industrial, dejan a la región ingresos por 2,500 millones de dólares anuales.

Tegucigalpa, Honduras.

La pesca artesanal en los litorales del Pacífico y Caribe de Centroamérica se redujo en forma notable por factores naturales y el cambio climático, informó ayer el organismo regional en materia pesquera.

“A excepción de Playas Negras (El Salvador) y Masachapa (Nicaragua), el resto de centros monitoreados informan poca pesca y precios bajos”, reveló la Organización del Sector Pesquero del Istmo Centroamericano (Ospesca) en una nota técnica sobre el sector, en el que participan unos 152,000 pescadores artesanales.

Para el caso, en Puerto Cortés el rendimiento de los pescadores artesanales se mantiene bajo, a pesar que atrapan pargos, como especie principal, las cantidades “difícilmente puedan pagar los costos de operación”.

La pesca en los dos litorales, tanto artesanal como industrial, dejan a la región ingresos por 2,500 millones de dólares anuales, pero este año ha caído en 25%. La captura de peces se ha visto afectada por factores vinculados al cambio climático, como el incremento de la temperatura del agua y la migración de especies, según el informe.

En el istmo, el consumo promedio por persona de productos del mar por año es de 8.5 kilos frente al promedio mundial de 19.2 kilos.

La Prensa