Más noticias

Muñoz Licona: “A mí tráiganme pruebas”

El exdirector de la Policía señaló ayer que como no debe nada está a la disposición de la justicia para cuando sea necesario.

Muñoz Licona es originario de San Pedro Sula y tiene 51 años, según la ficha de la Inspectoría de la Policía.
Muñoz Licona es originario de San Pedro Sula y tiene 51 años, según la ficha de la Inspectoría de la Policía.

Tegucigalpa, Honduras

José Luis Muñoz Licona, exdirector de la Policía Nacional, señalado -según la publicación del diario The New York Times, como uno de los que organizó la muerte del zar antidrogas Arístides Gonzáles y Alfredo Landaverde, exasesor en materia de seguridad, negó su participación en los hechos y aseguró que lo que está pasando es mediático.

“Es delicado lo que han hecho en forma mediática, no les ha importado llevarse tantas familias sin tener pruebas confiables”, indicó.

El informe fue publicado íntegramente por el diario estadounidense, en el cual se señala a Muñoz Licona y el general Ricardo Ramírez del Cid como los que planificaron el crimen de estos exfuncionarios. El medio estadounidense señala además que junto con ellos participaron más de dos docenas de oficiales de diversos rangos. “Es lamentable que este tipo de desinformación se dé de mi persona, estas acusaciones son fuertes y aquí estoy para enfrentar la situación”, dijo.

“A mí tráiganme pruebas; si lo vamos a formalizar, tiene que ser de forma correcta. Cuando hablaban de X y X no se me cruzó por mi mente que iba a salir mi nombre”.

Muñoz Licona señaló que como no debe nada está a la disposición de la justicia para cuando sea necesario.

Reiteró que “el día que me llamen a dar alguna declaración, ahí estaré porque este tipo de casos no pueden quedar en la impunidad”. También expuso que se siente frustrado porque lo único que hizo en el pasado fue hacer su trabajo con responsabilidad a través de proyectos comunitarios y defender la Constitución de la República.

Según el informe elaborado por la Inspectoría General de la Policía, el general Muñoz Licona llevó una bolsa negra con dólares que le habían traído en un maletín desde la aldea Planes en el departamento de Colón como pago por el asesinato de González.

“Es totalmente alejadísimo de la realidad. No sé qué es lo que tratan de ocultar y quiénes son los verdaderos responsables de este hecho. No entiendo yo hacia dónde quieren dirigir todo esto, o a desorientar a los investigadores porque los confunden a ellos y eso es bien delicado”.

En 2009 y 2011, Muñoz Licona fue parte de la cúpula policial, el asesinato de Arístides ocurrió el 8 de diciembre de 2009.