Más noticias

En 600 años un humano no había llegado a la "Ciudad Blanca"

Virgilio Paredes, director del Instituto Hondureño de Antropología e Historia, dice que no habían evidencias de la zona que publica National Geographic.

Expertos señalan que La Mosquitia, Honduras, posee una riqueza de vestigios arqueológicos.
Expertos señalan que La Mosquitia, Honduras, posee una riqueza de vestigios arqueológicos.

San Pedro Sula, Honduras.

No se sabe si es Ciudad Blanca pero sí se encontraron evidencias que existió una civilización en una zona secreta de La Mosquitia, en Honduras, que en los últimos 600 años un humano no había pisado.

Así lo informa, Virgilio Paredes, director del Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH) quien estuvo en el lugar.

Contó que fue una expedición de nueve días en la que participaron expertos en arqueología, biología y antropología del exterior y dos representantes de Honduras entre ellos él y el director de arqueología del IHAH, Óscar Neil Cruz, quienes coordinaron la exploración con apoyo de las Fuerzas Armadas.

"Estamos hablando de un lugar donde se constató que no ha sido visitado por un humano en los últimos 600 años. Es un lugar que especialistas en bosques y foresta no sabían que existía un sitio tan virgen. Se constató como los monos se nos quedaban viendo porque nunca habían visto un ser humano", narró.

Según Paredes lo que se encontró junto a la expedición de la Universidad del Estado de Colorado y que es lo que publica National Geographic, es una evidencia suficiente de una ciudad o de una cultura avanzada.

"Estamos hablando de un estimado de unos 1,200 años después de Cristo. No se sabe si es la Ciudad Blanca, ciudad de los monos o ciudad perdida, eso requiere una alta investigación. Es una área inmensa, hay bastantes restos, pirámides de tierra bien formados, plazas, piedras, definitivamente estamos claros que hubo una civilización", asegura.

Informó que el presidente Juan Orlando Hernández está ya liderando una estrategia para continuar la exploración de la zona. "Estamos coordinando para determinar qué sigue. Se tienen que hacer investigaciones y excavación porque todo está bajo tierra".

Señaló que para llegar al sitio del que se han publicado imágenes la misma naturaleza lo imposibilita y se tuvo que diseñar una estrategia durante tres años para poder penetrar la zona. Asegura que lo que se ha publicado es una pequeña muestra de lo que vieron.