06/12/2022
09:57 AM

Más noticias

L700 millones de deuda recibirá el próximo alcalde

La nueva Corporación Municipal deberá readecuar sus compromisos financieros si quiere ejecutar nuevos proyectos de beneficio colectivo.

LA CEIBA. Con una deuda que ronda los 700 millones de lempiras recibirá la municipalidad el nuevo alcalde ceibeño, Bader Dip.

La actual administración encontró una deuda de 1,230 millones de lempiras de la gestión anterior de Carlos Aguilar. Dicha deuda ha ido fluctuando y, aunque se han pagado aproximadamente unos 580 millones de lempiras, se han adquirido nuevos compromisos.

La actual administración adquirió un préstamo de 100 millones para pagar salarios atrasados y abonar a la deuda que se tiene con Corporación Green, empresa a cargo de la recolección de los desechos sólidos.

“Dejaremos un panorama claro al próximo alcalde. De esta deuda quedarán los estados financieros auditados de los años 2018, 2019, 2020. Un préstamo al día con un fideicomiso operable”, aseguró Saúl Salgado, gerente municipal.

Según dieron a conocer, la gestión del alcalde Jerry Sabio dejará al nuevo alcalde un plan de arbitrios más ordenado. Asimismo, un plan de inversión con proyectos importantes, entre estos, un nuevo relleno sanitario, un nuevo cementerio municipal y la adquisición de maquinaria.

Para saber

La alcaldía les adeuda dos meses de salario a los empleados municipales. El nuevo alcalde hará frente al pago de demandas de extrabajadores.

También se dejará un convenio de pago con el Seguro Social. La deuda que se tenía con Energía Honduras de 34 millones de lempiras quedará solo en 4 millones. Hemos trabajado todos estos años en dejar las cuentas claras. Cuando nosotros recibimos había un desorden financiero. No teníamos ningún informe, empezamos a trabajar de cero. Las deudas fueron saliendo y hace poco las contabilizamos en más de 1,200 millones de lempiras”, agregó Salgado.

La municipalidad fue demandada por la empresa Red Energy por incumplimiento de contrato por el manejo del relleno sanitario. Por ese caso, la comuna ceibeña fue sentenciada a pagar un poco más de 500 millones de lempiras. Actualmente, dicha demanda está en apelación. Si la sentencia se confirma, el próximo alcalde tendrá que hacer frente al pago.

Sumando los 700 millones que dejará de deuda la actual administración, más los 500 de Red, la Corporación entrante iniciará con cuentas por pagar arriba de los L1,200 millones.