Más noticias

¿Barahona o Baraona?, ¿cómo se llama el parque de San Pedro Sula?

El parque central de San Pedro Sula lleva su nombre del doctor y general salvadoreño Luis Alonso Baraona

/

San Pedro Sula, Honduras.

El derribo de la estatua del doctor y general salvadoreño Luis Alonso Baraona del parque central de San Pedro Sula, Honduras, que lleva su nombre, por extraño que parezca, fue producto de la campaña de un grupo de periodistas sampedranos que recibieron una falsa información de cierto ingeniero hondureño, que casualmente se encontraba de visita en San Salvador cuando retiraron la estatua de Francisco Morazán del museo que lleva su nombre para restaurar su pedestal.

El ingeniero comentó el hecho a los comunicadores sociales en una cafetería y eso bastó para que le echaron ojo a la efigie de Baraona, que estaba frente al hotel Sula, hasta lograr que la quitaran en respuesta a la "irreverencia" de los salvadoreños.

El hecho ocurrió en enero de 1970, cuando las heridas de la guerra del 69 con El Salvador aún estaban frescas. La estatua se perdió, quizá fue embodegada y finalmente cayó al basurero.

"A él se le debe mucho de lo que es hoy San Pedro Sula", comentó el arqueólogo e historiador Eliseo Fajardo, director del archivo municipal. "Fue una de las personas más progresistas que llegaron a esta ciudad a finales del siglo XIX, allá por 1998".

Baraona llegó como exiliado político a San Pedro Sula y rápidamente se adaptó al modelo social de la época.

Poco tiempo después, merced a su dinamismo y carisma, fue elegido gobernador político de Cortés, luego comandante de armas y superintendente del Ferrocarril Nacional. También dirigió o formó parte de varias organizaciones culturales de la ciudad.

Entre las obras más recordadas están la construcción del parque central en el mismo lugar que ocupaba la plaza pública, en 1901, el inicio de la construcción de la antigua iglesia católica sampedrana y del puente de hierro del FCN sobre el río Ulúa, en Pimienta, Cortés.

Baraona regresó a El Salvador y se introdujo de nuevo en la política como precandidato a la Presidencia, pero sus adversarios políticos, temiendo de su arrojo y simpatía, lo envenenaron en 1915. Antes de su muerte regresó muchas veces a San Pedro Sula para saludar sus amigos y colaborar con las autoridades municipales.

El busto de este hombre ejemplar fue ordenado por la colonia salvadoreña y erigido en el cuarto centenario de la fundación de San Pedro Sula en 1936.

La confusión

Muchas personas nacidas y residentes aquí confunden el nombre del parque central, llamándolo Miguel Paz Barahona. Éste insigne varón, sin embargo, nada tuvo que ver con la planificación y edificación del mismo.

Paz Barahona -con hache- llamado por algunos como "el padre de la democracia", fue presidente de Honduras entre 1925 y 1929. Nacido en Pinalejo, Santa Bárbara, sus padres se trasladaron a San Pedro cuando él era un mozalbete.

Luego lo enviaron a estudiar medicina a Guatemala y cuando regresó se enroló en la política como miembro del partido conservador que fundara Manuel Bonilla en 1903, hoy conocido como Partido Nacional.

Paz Barahona provenía de una familia privilegiada. Sus primos Luis y Francisco Bográn Barahona, también vecinos de San Pedro, fueron presidentes de Honduras en la década de los años 70 de siglo XIX. Además, formó parte varias veces del cuerpo corporativo municipal donde se destacó por su capacidad de análisis y reciedumbre.

En su honor un barrio y el centro de salud de esta ciudad y varias escuelas del país llevan su nombre. Fue miembro de la Logia Masónica e impulsor de la construcción del Hospital del Norte, hoy Leonardo Martínez.