Más noticias

Ongs de políticos reciben 20 millones

<p>El presidente del Comité Central del Partido Nacional, Ccpn, Porfirio Lobo Sosa y diputados de este partido, admitieron ayer que son dueños de fundaciones que recibieron más de 20 millones de lempiras como “ayuda” adicional del Estado canalizada a través del Congreso Nacional.</p>

/

El presidente del Comité Central del Partido Nacional, Ccpn, Porfirio Lobo Sosa y diputados de este partido, admitieron ayer que son dueños de fundaciones que recibieron más de 20 millones de lempiras como “ayuda” adicional del Estado canalizada a través del Congreso Nacional.

Este escándalo, que salpica a la más alta dirigencia del partido de oposición, quiso ser desvanecido o minimizado por sus protagonistas al señalar que las organizaciones no gubernamentales reciben “normalmente” el dinero para financiar sus actividades en pro de los “pobres” de este país.

Aunque no se dan nombres, porque no aparecen en el decreto legislativo publicado por La Gaceta, la radioemisora HRN precisó que los presidentes de las fundaciones son los diputados nacionalistas José Celín Discua, presidente de la bancada; Jorge Ramón Hernández Alcerro, Juan Orlando Hernández y Rodolfo Zelaya, así como Rosa Elena de Lobo, esposa del ex presidente del Congreso y máximo dirigente del Comité Central del Partido Nacional, Porfirio Lobo Sosa.

Las fundaciones Pide un Deseo, Fundación para el Desarrollo Integral de los Hondureños, Una libra de amor, Democracia y Desarrollo de Honduras, Libertad y Democracia y Desarrollo de la Mujer Hondureña fueron creadas días antes de que culminara el período de Lobo Sosa en el Congreso Nacional, según decretos números 370 y 387 del 9 y 20 de enero de 2006.

La Fundación Nacer, que también recibe transferencia del Estado y que ha salido beneficiada es controlada por cercanos colaboradores del alcalde capitalino, Ricardo Álvarez.

Estas entidades forman parte de una lista numerosa de otras fundaciones que también reciben una partida anual de parte del Estado y que están incluidas en los mismos decretos legislativos, entre ellas Fundación Hondureña para la Identidad Nacional, Fundación para el Desarrollo Sostenido Ecología y Medio Ambiente de Honduras, Fundación Cerro de Plata y Fundación Amigos del Hospital María.

Hay otras doce fundaciones que recibieron “por esta única vez” entre 200 mil y 2.8 millones de lempiras.

La polémica y la crisis

Lo que provocó la polémica en el Partido Nacional y la crisis que ahora niega la cúpula de este partido es que el 19 de octubre del año pasado, según decreto 80-2006, el Congreso Nacional dirigido por Roberto Micheletti autorizó una ampliación de la transferencia -por más de 20 millones de lempiras- a las fundaciones propiedad de los diputados nacionalistas.

El reclamo lo hizo en una sesión de diputados nacionalistas el subjefe de la bancada de este partido en el Congreso, Antonio Rivera Callejas, quien les advirtió que no era ético y que se corría el riesgo político de interpretarse como un arreglo entre partidos para posibilitar una reforma constitucional que le permitiera a Micheletti aspirar a la candidatura presidencial.

Esto ha provocado una crisis en el Partido Nacional al extremo de que algunos diputados le han pedido la renuncia como subjefe de bancada a Rivera Callejas, mientras otros buscan nuevos rostros para una eventual candidatura presidencial.

Como consecuencia de esta situación, en una reunión que Lobo Sosa tuvo con un grupo de diputados la tarde del miércoles se decidió que el único autorizado para hablar en nombre de la bancada es su jefe, Rodolfo Irías Navas.

Las reacciones

El primero que habló sobre el tema fue Lobo Sosa. “En esto no veo nada anormal, nada que violente la transparencia ni mucho menos”, dijo el ex candidato presidencial.

“En mi congreso se aprobaron transferencias a diferentes organizaciones no gubernamentales, ong”.

Aceptó que su esposa, Rosa Elena, conduce la fundación Una libra de amor pero ella cumple con su labor y es auditada anualmente por la DEI. Lobo negó que haya cisma en su partido pero dejó entrever que tiene adversarios por su intento de transformar la institución.

“Estoy dispuesto a enfrentrar a quienes sean, pero el Partido Nacional va a cambiar y nadie nos va a detener”.

Rodolfo Irías Navas reconoció que correligionarios suyos recibieron dinero a través de las fundaciones, unos 14 o 18 millones, pero “las fundaciones que manejan los liberales recibieron cuatro o cinco veces más y eso nadie lo denuncia”.

Es legal que los diputados hagan uso de los subsidios: Michelleti

Tegucigalpa. El Congreso Nacional ha presupuestado más de ocho millones de lempiras anuales para que los diputados, sin distingos de partidos políticos, puedan hacer uso de ese dinero en subsidios para las comunidades, declaró el presidente de ese poder del Estado, Roberto Micheletti.

Dijo que “es una decisión que no tenemos que esconder ya que cada subsidio otorgado es sometido a una liquidación, de lo contrario los diputados no pueden hacer los desembolsos para darle continuidad a los proyectos en pro del desarrollo y bienestar de la población que los congresistas representan”.

“Yo quiero expresar al pueblo hondureño que en este Congreso no se ha organizado ninguna ong y que los dineros son destinados para obras comunitarias”, expuso el jefe del Poder Legislativo.

Indicó que los diputados están en la obligación de presentar las liquidaciones cada tres meses, pues ya existe una oficina de auditoría.