Más noticias

Melistas fuera del Gobierno

<p>El presidente Manuel Zelaya casi termina de conformar su estructura de gobierno con el nombramiento, la semana pasada, de nuevos viceministros, asesores y directores de instituciones descentralizadas.</p>

/

El presidente Manuel Zelaya casi termina de conformar su estructura de gobierno con el nombramiento, la semana pasada, de nuevos viceministros, asesores y directores de instituciones descentralizadas.

Entre los nombramientos destacan el de Rasel Antonio Tomé Flores, hombre de confianza del ex precandidato presidencial liberal Jaime Rosenthal Oliva, a quien defendió legalmente en un juicio por delitos financieros que le presentó la Fiscalía General.

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones, Conatel, es una institución estratégica especialmente ahora cuando la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones, Hondutel, está en proceso de transformación con opciones de buscar socios o la misma privatización, lo que debería obligar al gobierno a manejarla con transparencia.

Este cargo lo había prometido el presidente Zelaya a Edilberto Espinal, quien fungió como tesorero de la comisión de campaña del Movimiento de Mel y posteriormente de la campaña presidencial.

El Ministerio de la Presidencia, convertido en un "súper ministerio"

al manejar cuentas millonarias como la del Milenio y la cuenta de Reducción de la Pobreza que juntas suman unos 400 millones de dólares, ya lo asumió un hijo del banquero, Yani Rosenthal.

El presidente Zelaya intentó defender la cuota que Rosenthal está recibiendo en su gobierno, al señalar que es él quien está decidiendo los nombramientos y que es a él a quien le harán caso.

Dirigentes del Partido Liberal que estuvieron literalmente ligados a la campaña presidencial de Manuel Zelaya Rosales desde su primer intento en 2002, han mostrado su descontento por la conformación del gobierno, el cual ha sido canalizado a favor de algunas familias.

El nepotismo

Así por ejemplo, el ministro de Gobernación, Jorge Arturo Reina, ha empleado a gran parte de su parentela. Entre los más visibles están Guillermo Bú que será el administrador de esa secretaria de Estado y Eduardo Enrique Reina, quien es el viceministro de Relaciones Exteriores.

El nepotismo empieza desde Casa Presidencial en donde el hermano del presidente, Carlos Zelaya, ocupa un importante cargo; Juan Carlos Melara, yerno del presidente, es su asistente.

Los dirigentes han señalado que los hijos del gobernante ocuparán oficinas dirigiendo proyectos específicos.

A estos nombramientos se suma la sorpresa que ha causado la elección de un periodista, Armando Sarmiento, sin ninguna

experiencia en administración y menos en recaudación de ingresos fiscales, en la Dirección Ejecutiva de Ingresos, DEI, una institución cuyo trabajo es vital para el sostenimiento del Estado. Sarmiento es pariente de la primera dama, lo mismo que Denis Castro Bobadilla, secretario de Salud, y Marcelo Chimirri, subgerente de Hondutel.

La familia Azcona Bocock tiene su cuota de poder: José Azcona es diputado al Congreso; Lizzy Azcona es la ministra de Industria y Comercio y Javier Azcona es funcionario del Programa de Administración de Tierras.

Exclusiones

Han quedado excluidos de la "piñata" aquellos dirigentes y coordinadores de campaña a quienes el presidente Zelaya Rosales había dado su palabra de nombrarlos en determinados cargos.

/home/laprensa/imagenes/fotos/2006/interiores/3540.jpg

Los activistas también han quedado fuera. Se apostan frente a Casa Presidencial a pedir "chamba".

La lista la encabeza la propia presidenta del Consejo Central Ejecutivo, Patricia Rodas, quien iba a ser la Comisionada del Poder Ciudadano, pero fue bateada en el Congreso Nacional, ya que cuando se aprobó la Ley de Participación esta figura fue eliminada.

Sin embargo, Rodas es pieza importante en la toma de decisiones del presidente Zelaya y se le ve participando en sesiones del Consejo de Ministros.

Otro caso es el de la secretaria del Central Ejecutivo, Belinda Martínez, quien iba para el directorio del Banco Centroamericano de Integración Económica. En su lugar se menciona a Carlos Orbin Montoya.

Fundadores del "melismo" como Jorge Martínez, a quien habían prometido la dirección de Inprema, quedó fuera del pastel al ser nombrado en ese cargo el dirigente magisterial Arnaldo Pinto; el coordinador Alejandro Alvarenga, que proclamó el "melismo" en los barrios de Comayagüela, también fue excluido de cargo alguno.

Lorenzo Sauceda, que fue el maestro de ceremonia de todas las concentraciones de Mel, fue rechazado como viceministro de Gobernación, lo mismo que Orbelina Navarro a quien le habían prometido la Dirección de Migración.

Burlados

Otros dirigentes burlados son Lino Tomás Mendoza que iba para la secretaría Ejecutiva de la Estrategia de Reducción de la Pobreza.

Este cargo lo acaparó el rosenthalista Fernando García. Lo irónico está ocurriendo en el Fondo Hondureño de Inversión Social: el periodista Winston Cálix, que le hizo las relaciones públicas al hoy presidente, fue rechazado para el cargo de director del Programa Nuestras Raíces. Lo mismo que Fredy Cerrato a quien Zelaya Rosales le había prometido la subdirección de esta institución.

Por último, en el gobierno del "Poder Ciudadano" no valen las recomendaciones de los diputados de Francisco Morazán, porque se aduce que perdieron las elecciones del departamento, por lo que estos congresistas ya están constituyendo un bloque para exigir lo que consideran sus derechos.

Euforia

Se olvidan del aniversario del PL

La euforia en la repartición de cargos hizo caer en el olvido a las máximas autoridades del Partido Liberal de que ayer se cumplían 115 años de vida republicana de ese instituto político.

En otras oportunidades, el Consejo Central Ejecutivo realizó actos de conmemoración colocando ofrendas al pie de los bustos de los fundadores del liberalismo, pero eso ayer no ocurrió.