En 10,000 centros educativos ya imparten clases semipresenciales

A la fecha, de los 131 centros autorizados por Sinager para reabrir, el 74% ha empezado a servir clases semipresenciales; en zonas rurales, desde enero.

El centro Mariano Álvarez, en Minas de Oro, Comayagua, desde febrero da clases presenciales.
El centro Mariano Álvarez, en Minas de Oro, Comayagua, desde febrero da clases presenciales.

Tegucigalpa

Luego de dos semana de que la Secretaría de Educación autorizara a 131 centros educativos públicos para reabrir las aulas de clases, a la fecha solo el 74% de ellos han comenzado clases semipresenciales.

Los datos de la Secretaría establecen que hasta el momento hay 97 centros escolares de los autorizados que ya están dando clases a los estudiantes de manera semipresencial, el resto se encuentra terminando los protocolos de bioseguridad para regresar a las aulas en los próximos días.

25,889
centros educativos públicos y privados hay en el país. Los del sector gubernamental representan más del 81%.

El 26% que aún no ha reabierto sus puertas es porque no han terminado los protocolos, la comunidad educativa de la zona aún no se pone de acuerdo si reabren el centro o porque no todos los docentes tienen completado el esquema de vacunación contra el covid-19, detalló Jonny Varela, asesor de la Secretaría.

En los departamentos de Ocotepeque, Intibucá, Comayagua, Santa Bárbara, Francisco Morazán y Copán, el 100% de los centros comenzaron las clases semipresenciales, dio a conocer el asesor. En los demás departamentos, la mayoría ya están en clases semipresenciales.

“No necesariamente todos los centros iniciarían el mismo día, sino que va a depender de la reunión de la comunidad educativa y de la decisión de tomar la semipresencialidad, siempre que tengan los criterios que el ministro ha expresado”, dijo Varela.

Añadió que en cada departamento ya se cuenta con los implementos de bioseguridad necesarios para dar a los alumnos, docentes y personal administrativo de cada centro.

claseshonduras.2(800x600)

Más centros

Aunque el Sinager y la Secretaría de Educación solo autorizaron a los 131 centros, desde febrero hay muchas escuelas, especialmente en las zonas rurales, que comenzaron el año asistiendo a las aulas de clases.

La Secretaría tiene estimado que unos 10,000 centros están bajo la modalidad semipresencial, lo cual representa el 48.8% del total de los centros educativos en el país. También se ha identificado que el 2.6% de las escuelas dan clases de manera totalmente presencial, tal es el caso de la escuela Mariano Álvarez, en Minas de Oro, Comayagua, que desde el 12 de febrero los 140 estudiantes reciben clases de lunes a viernes en dos jornadas.

El director del centro, Ángel Sandoval, señaló que cada grado se dividió en dos grupos de 15 alumnos cada uno, el primero recibe clases de 7:00 am a 9:30 am, el segundo de 10:00 am a 12:30 pm. Los niños son fumigados en la entrada y salida, en el aula hay distanciamiento, también desinfectan los pupitres.

49,000
docentes ya fueron vacunados al menos con una dosis. El ministro de Educación, Arnaldo Bueso, informó que este mes vacunarán a todos los docentes.

A la fecha en el centro no se reporta ningún alumno o docente que se haya contagiado de covid.

La decisión de reabrir la escuela fue apoyada por los padres de familia, ellos dotan al centro de insumos de bioseguridad.

El director comentó que para reabrir el centro se realizó una propuesta de readecuación curricular, es decir, se priorizaron los contenidos.

Las autoridades de la escuela han enviado a Sinager la solicitud para reabrir el centro de forma oficial; sin embargo, no han tenido respuesta.

Impacto

Mario Alas, coordinador del Observatorio Educativo de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, indicó que las pérdidas en términos de aprendizaje serán enormes.

“Los organismos internacionales prevén que esto va a traer efectos para esta generación en sus capacidades de emplearse y de productividad”. Por eso es urgente el retorno a la semipresencialidad en más centros, siempre y cuando se cumplan con las condiciones de bioseguridad y la vacunación de los docentes.

La Prensa