Temen que llegue más basura de Guatemala durante las lluvias

El próximo viernes, las autoridades ambientales de ambos países tendrán reuniones para buscar soluciones que eviten la llegada de desechos al territorio hondureño.

Esta semana llegó basura a Omoa, pero las autoridades municipales limpiaron la playa.
Esta semana llegó basura a Omoa, pero las autoridades municipales limpiaron la playa.

Tegucigalpa, Honduras.

La llegada de las lluvias en la región pone en alarma a las autoridades ambientales que ven con preocupación que las fuertes tormentas puedan arrastrar desde el río Motagua toneladas y toneladas de basura a las playas de Omoa y Puerto Cortés.

Los residuos sólidos que vienen desde Guatemala a las playas hondureñas han sido un problema de varios años, que provoca no solo contaminación en el ecosistema marino, sino también afecta el turismo en esa región, por lo que autoridades de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Mi Ambiente) junto con el Gobierno de Guatemala buscarán una solución definitiva a la problemática.

Liliam Rivera, titular de Mi Ambiente, confirmó ayer en conferencia de prensa que se reunirán el próximo viernes con autoridades del hermano país para buscar soluciones. “Recientemente emitimos un comunicado en el que establecemos la petición al gobierno de Guatemala en buscar una solución que nos dé resultados significativos, ya que en temporada de invierno las bardas no son alternativas para retener los residuos”.

LEA: Gobierno pide no politizar construcción de bordos en valle de Sula

Agrego que “se les expondrá nuestra preocupación por la llegada del invierno, ya que todos los años en agosto y septiembre llegan toneladas de basura a las playas y no hay una solución, porque Guatemala ha estado manejando soluciones paliativas y no definitivas”.

En reuniones anteriores las autoridades hondureñas recomendaron a las de Guatemala el cierre de botaderos a cielo abierto como una medida para evitar que más basura llegue a la cuenca; por lo que el viernes conocerán si hay avances en la búsqueda de soluciones.

El director de Gestión Ambiental, César Flores, indicó que la semana pasada se registró la llegada de basura a Omoa por la cuenca del río Motagua. Técnicos de Mi Ambiente inspeccionaron la zona, se constató que era una tonelada de residuos sólidos. También se tomaron muestras de agua en la cuenca y en la playa. “Lo que no queremos es que las fuertes lluvias en Guatemala nos arrastre esa cantidad masiva de residuos como ha ocurrido en años anteriores”, expresó.

Flores comentó que el Gobierno de Guatemala ha concretado algunas alianzas estratégicas con organismos internacionales que van a establecer tecnologías importantes para retener los residuos, principalmente en el río Las Vacas, que es uno de los que más problemas da y que es afluente del río Motagua.

El año pasado llegaron a Omoa y Puerto Cortés unas 140 toneladas de basura.

La Prensa