Gobierno pide no politizar construcción de bordos en valle de Sula

La amenaza de tormentas e inundaciones mantiene en zozobra a pobladores de la región.

Una comisión contra inundaciones encabeza trabajos de reparación de bordos de contención en los principales ríos de la zona.
Una comisión contra inundaciones encabeza trabajos de reparación de bordos de contención en los principales ríos de la zona.

San Pedro Sula, Honduras.

El ministro de Gobernación, Justicia y Descentralización, Leonel Ayala, se refirió en las últimas horas a la actualidad de los trabajos de reparación y contrucción de bordos de contención. Ayala dijo, entre otros temas, que las obras "no se deben politizar".

El funcionario, en visitas a los puntos claves de la reconstrucción, tras el desastre provocado por las tormentas tropicales Eta e Iota en noviembre, subrayó que el objetivo del proyecto es "proteger a la población y sus bienes".

Ayala preside la junta directiva de la Comisión para el Control de Inundaciones del Valle de Sula (CCIVS). "El tema de protección de bordos no se debe politizar, se lo decimos en nombre de los más de 2 millones de personas que viven en el valle", destacó.

"Estamos siendo testigos de todo el trabajo de reparación que se está haciendo en el Valle de Sula, pero me parece que se quiere jugar política con el tema de reparación de bordos", extendió Ayala, desde San Pedro Sula. Las municipios de La Lima, Pimienta, El Progreso, San Manuel, El Progreso, Villanueva y algunas regiones de San Pedro Sula sufrieron el embate de las inundaciones y las secuelas de estas aún son notorias en barrios y colonias. Miles de familias perdieron sus hogares y pertenencias. Cientos de estas no regresaron a sus casas.

Para Ayala, las resparaciones se han hecho "con responsabilidad, decencia y calidad técnica". Argumenta que las firmas encargadas de supervisar los proyectos constatan que los trabajos garantizarán la protección del valle de Sula.

La temporada de tormentas de 2021 avizora actividad en territorio hondureño. Las alarmas se han encendido en la región. Pobladores de los municipios más endebles contra las tormentas se mantienen en vilo ante la amenaza de tormentas. En los últimos días, tormentas dispersas inundaron algunos sectores de Chamelecón, sur de San Pedro Sula y otras colonias del valle. En la zona de campos bananeros de El Progreso y San Manuel, el río Ulúa, el más caudaloso de la región, se desbordó por un bordo de contención fisurado y dejó incomunicadas a decenas de familias residentes en la zona.

Para el Gobierno, las obras se encuentran en un 64%. Aún resta un 16% por licitar. Los fondos destinados a las obras ascienden a 500 millones de lempiras. 428 de estos ya han sido, según el informe oficial, a las obras de construcción. Maquinaria pesada trabaja en la colindancia de los ríos Chamelecón y Ulúa, que surcan el valle desde su trayectoria naciente en el occidente de Honduras.

Se debe invertir en los dragados de los ríos Chamelecón y Ulúa, así como en los canales de alivio, construcción de las represas y reforestación de los ríos y cuencas altas, que estaríamos hablando de una inversión total de 25 mil millones de lempiras para minimizar estos daños el Valle de Sula", estimó Osmín Bautista, ingeniero experto en sistemas hidráulicos.

Extendió: "Aunque estamos hablando de una cantidad colosal de inversiones, estos proyectos se pueden ir priorizando de manera gradual y no todos de una vez para ejecutarlos con tiempo y lograr un bien común”.

En tanto, Jorge Alberto Peña, presidente del Comité de Desarrollo y Defensa del Valle de Sula (Codevas), refirió que "esta conferencia ha sido de suma importancia para que todos aquellos pobladores del Valle de Sula, Honduras y la comunidad internacional sepan los avances que se llevan a cabo en la reconstrucción de los bordos fallados que ocurrieron con los huracanes de Eta y Iota”.

La Prensa