Fantasmas de Eta y Iota: río Amapa se desborda y destruye paso provisional

Con la primera tormenta de la temporada, los municipios de San Francisco de Yojoa y San Antonio quedaron incomunicados temporalmente.

El puente se cayó con la tormenta Eta y la crecida del río destruyó un paso provisional.
El puente se cayó con la tormenta Eta y la crecida del río destruyó un paso provisional.

San Pedro Sula.

Aún no se cumple un año del fatídico paso de las tormentas Eta y Iota por Honduras, pero los fantasmas de los huracanes reaparecen en la memoria de los hondureños.

La noche del martes y madrugada del miércoles se registró una fuerte tormenta en la región noroccidental de Honduras, lo que provocó que el cauce de varios ríos creciera.

El clima pasó, no así la corriente del río Amapa, la cual creció y dejó incomunicados los municipios de San Francisco de Yoja y San Antonio, en Cortés.

Y es que cuando la tormenta Eta pasó por Honduras, en noviembre de 2020, el puente sobre el río Amapa sucumbió ante las fuertes corrientes. Pocos días después Iota también hizo lo suyo, por lo que los pobladores tuvieron que habilitar un paso provisional cuando, una vez el cauce volvió a su estado normal (casi seco).

Pero debido a la tormenta de las últimas horas, el río se desbordó y destruyó el paso provisional, por lo que los conductores de vehículos tuvieron que desviarse por Río Lindo, para posteriormente tomar la carretera CA-5, en Santa Cruz de Yojoa.

Los pobladores de los municipios afectados hicieron un llamado al Gobierno para que ls reparen el puente, ya que, tras un año de las tormentas Eta y Iota, hay ausencia por parte de supervisores y trabajadores de Copeco e Invest-H.

De igual forma, piden les ayuden a restablecer el paso provisional, ya que la vía afectada es la principal calle que conduce hacia San Buenaventura, un sitio turístico adonde se localiza la catarata de Pulhapanzak.

La Prensa