Biden ofrece ayuda para combatir el hambre en Honduras

Estrechará lazos con el PMA para poner acabar con la inseguridad alimentaria

Al apoyar al agro se evita que las personas dejen sus hogares y emigren por no tener alimentos.
Al apoyar al agro se evita que las personas dejen sus hogares y emigren por no tener alimentos.

Tegucigalpa, Honduras.

Cerca de 30 millones de personas son pobres en Centroamérica, de las cuales el 80 % se concentra en el Triángulo Norte, región que requiere ayuda internacional para enfrentar la pandemia y los efectos de la crisis climática que amenazan con privar a miles de ellas de su seguridad alimentaria.

En Centroamérica, con cerca de 48.5 millones de habitantes, “más de la mitad (de la población) está en situación de pobreza, es decir, casi 30 millones de personas”, dijo el economista sénior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), Ricardo Castaneda.

LEA: Salud no descarta presencia de cepa en más departamentos

Señaló que el 80% de los pobres viven en El Salvador, Guatemala y Honduras, países que conforman el Triángulo Norte de Centroamérica, una de las regiones más desiguales y vulnerables a la crisis climática.

Ante este panorama, el Gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, está estrechando lazos con el Programa Mundial de Alimentos de la ONU para acabar con el hambre y la inseguridad alimentaria de millones de personas de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Así lo explicó ayer Tim Callaghan, el jefe de un “equipo de élite” de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (Usaid) que lleva desde el 6 de abril dedicándose exclusivamente a los asuntos urgentes de la región por orden de Biden.

El mandatario ha dejado claro que quiere atajar las causas que llevan a miles de centroamericanos a migrar al norte cada año.

Y, por ello, según Callaghan, su “prioridad principal” es acabar con la inseguridad alimentaria mediante la colaboración con organizaciones no gubernamentales y con el Programa Mundial de Alimentos, que transfiere dinero en efectivo a aquellas personas que necesitan acceder urgentemente a comida.

EUA ya había estrechado su colaboración con el Programa Mundial de Alimentos en Honduras tras el azote de los huracanes Eta y Iota en noviembre de 2020 y ahora estudia hacer lo mismo en El Salvador y en Guatemala, indicó Callaghan.

La Prensa