Incendios en Honduras continúan extinguiendo bosques

A pesar de un descenso en la cifra de siniestros, autoridades de conservación forestal claman conciencia a la población para proteger los bosques.

Los bosques hondureños han sufrido el embate de los incendios en los últimos años, en muchas ocasiones causados por el hombre.
Los bosques hondureños han sufrido el embate de los incendios en los últimos años, en muchas ocasiones causados por el hombre.

Tegucigalpa, Honduras.

Al menos 4,488 hectáreas de bosque consumidas en incendios forestales reporta en 2021 el Instituto de Conservación Forestal de Honduras (ICF). La crisis preocupa a autoridades de este ente y a ambientalistas que insisten en que el flagelo persiste.

Francisco Escalante, subdirector de ICF, declaró al informativo Hoy Mismo este viernes que al menos 114 incendios han causado estragos en áreas de bosque del territorio hondureño.

Puede leer: Turismo religioso se reinventa para sobrevivir a su segundo año en pandemia

A pesar de esto, destacó que se han reducido en un 70% los incendios forestales en la geografía nacional. "Quiero reconocer ese trabajo al comité de protección en la ejecución del plan que aprobamos en noviembre", detalla el funcionario.

incendios2.4(1024x768)
Cuerpo de Bomberos de Honduras es la principal institución de reacción ante los fenómenos naturales, sin embargo, el personal y condiciones son insuficientes para erradicar la problemática.

A la vez, señala que han trabajado en estrategias puntuales que han permitido la prevención de los incendios y acentuado la vigilancia sobre las regiones más endebles y propensas a estos fenómenos, en muchas ocasiones provocadas por el hombre.

También: Habilitan redes sociales para denuncias de anomalías en transporte público

A través de jornadas de voluntariado, la institución ha logrado ejecutar sendas campañas de concientización en la población nacional. Una de esas iniciativas ha sido Plantatón HN, que nació con la visión de recuperar territorios afectados por los incendios forestales y al que se han sumado miles de voluntarios a nivel nacional.

"Tenemos que generar conciencia y educación ambiental. Somos un país vulnerable ante fenómenos naturales. Lo vimos con Eta e Iota", dice Escalante. Señaló que la función vital del bosque en el ecosistema es la de regular los sistemas hídricos, es decir, absorber esas aguas de fenómenos naturales que a la larga causarán inundaciones y catástrofe.

FOTOS: ¡Alucinante belleza! Nominan a candidatos a nuevas 30 maravillas de Honduras

En época seca, recordó, las personas requieren mucha agua para el consumo y producción, por lo que los bosques juegan un papel fundamental y eso requiere el cuidado y protección de la población y los gobiernos municipales en aras de generar campañas de reacción.

La Prensa