Menores en frontera son víctimas de tráfico: Jefe de Migración de Honduras

El rápido aumento de los cruces de la frontera mexicana por parte de menores ha colapsado el sistema de acogida de Estados Unidos.

Tegucigalpa.

Los menores migrantes que cruzan solos la frontera de Estados Unidos son "víctimas" de las redes de tráfico de personas y la mala información de sus padres que pagan para llevar a sus hijos a EE.UU. de forma clandestina.

Así lo dijo a Efe por teléfono la directora del Instituto Nacional de Migración de Honduras (INM), Carolina Menjívar, quien indicó que con la llegada al Gobierno estadounidense de Joe Biden "no han cambiado las circunstancias ni las condiciones para la migración irregular" desde Centroamérica.

En las últimas semanas, un creciente número de menores de edad no acompañados ha empezado a pasar desde México hasta territorio estadounidense pese al cierre de la frontera por las restricciones de la pandemia.

La mayoría de los menores no acompañados han llegado sobre todo de México, Guatemala y Honduras, por ese orden, y "han sido una vez más víctimas de las redes de tráfico (humanos) y la mala información" de sus padres que tratan de llevarlos a Estados Unidos, subrayó.



Los padres tienen "el anhelo de mandar a traer a sus hijos, lo cual ocasiona un problema social de dimensiones desproporcionales, porque el niño no tiene arraigo en la escuela, está queriendo vivir en otro país porque su papá, su mamá, le está diciendo: ya te voy a traer, tú vas a vivir aquí en este país y eso está afectando la mente y la salud de los niños", enfatizó Menjívar.

En la frontera hay crisis todos lo días

Los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden, y de México, Andrés Manuel López Obrador, han expresado que "no hay ingreso por sus fronteras de forma irregular, sea que vaya con niños no acompañados, hombres o mujeres, no hay paso", agregó.

"Un niño en ruta o en la frontera es una crisis, porque hay una persona que está poniendo en riesgo su vida y sobre todo un menor que no ha decidido emprender esa ruta migratoria, sino sus padres", señaló Menjívar.

En su opinión, en la frontera sur todos los días "hay crisis de personas, de repente el volumen que tenemos (ahora) es bastante considerable y es lo que vamos a trabajar de inmediato para que retornen de forma segura".

El rápido aumento de los cruces de la frontera mexicana por parte de menores ha colapsado el sistema de acogida de EE.UU., generando fuertes críticas a la Administración de Biden.

La llegada al Gobierno de Biden abrió la esperanza para miles de migrantes que creyeron que sería más fácil llegar a Estados Unidos, lo que ha resultado en un crecimiento del flujo migratorio.

Detenciones y deportaciones no paran

México y Estados Unidos han abordado la cuestión en varias reuniones, y el viernes pasado el mandatario mexicano sugirió a Biden que entregue visas de trabajo para paliar la situación.

La funcionaria hondureña afirmó que las detenciones de migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos "han seguido" pese a la pandemia de covid-19 que afecta al mundo.

La emergencia a causa del coronavirus SARS-CoV-2 tampoco ha detenido la deportación de migrantes hondureños desde Estados Unidos, México y Guatemala, añadió.

"Todos los países hemos reforzados las medidas para proteger la salud pública de los ciudadanos y finalmente las personas terminan siendo deportadas a sus países de origen", destacó Menjívar.

Según cifras del Instituto Nacional de Migración, entre enero y marzo han sido deportados cerca de 16.000 hondureños migrantes.

La Prensa