El CNE no tiene facultad para postergar elecciones pese a pandemia

El 14 de marzo se celebrarán las elecciones primarias en Honduras.

Los partidos Nacional, Libre y Liberal irán a elecciones internas en marzo.
Los partidos Nacional, Libre y Liberal irán a elecciones internas en marzo.

Tegucigalpa.

El Consejo Nacional Electoral de Honduras (CNE) no puede postergar las elecciones primarias previstas para el 14 de marzo a pesar del aumento de los contagios del coronavirus SARS-CoV-2 en el país y la petición de algunos diputados, dijo este lunes a Efe uno de los consejeros del organismo, Germán Lobo.

Entre las facultades del organismo electoral hondureño "no está postergar elecciones", subrayó Lobo, quien está afiliado al partido Alianza Patriótica, liderado por el general retirado Romeo Vásquez, quien era el máximo jefe militar cuando el expresidente hondureño Manuel Zelaya fue derrocado de la Presidencia en 2009.

"El Consejo Nacional Electoral es un órgano que tiene un mandato constitucional (...), tenemos la Ley Electoral vigente y cualquier idea o deseo (de postergar los comicios), puede ser por emergencia o cualquier circunstancia, esa voluntad tiene que ir reflejada ante el Congreso Nacional, ahí tomar la decisión y generar una ley especial", explicó.



Diputados del Partido Nacional, en el poder, y del Anticorrupción han planteado la idea de posponer por un año las elecciones primarias o internas bajo el argumento de la emergencia sanitaria causada por el SARS-CoV-2 y los severos daños que dejaron las tormentas tropicales Eta y Iota, en noviembre pasado, algo que han rechazado diferentes sectores.

Lobo insistió en que los consejeros electorales "no tenemos esa facultad" de posponer las elecciones primarias, que no son obligatorias, pues la ley sólo les permite "administrar técnica y logísticamente los procesos electorales".

Los partidos Nacional, Libertad y Refundación (Libre, primera fuerza de oposición) y Liberal son los que celebrarán elecciones primarias en Honduras, país que retornó a la democracia en 1980 tras casi dos décadas de regímenes militares.

Medidas para las elecciones

El funcionario dijo que el CNE no desconoce las dificultades que plantea la pandemia de la covid-19 y, para ello, el organismo electoral ha planificado una serie de medidas para aplicar el día de la elección.

"Estas elecciones son algo atípicas porque estamos en plena emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus", por lo que el CNE prevé adquirir unos 26,000 kits de bioseguridad para las más de 23,800 mesas electorales en todo el país, señaló.

Los consejeros electorales además han trabajado en un "programa de bioseguridad, tenemos nuestros protocolos, donde se contempla capacitar a los miembros de mesa pues son los que tiene contacto directo con el ciudadano y los responsables del manejo del proceso el día de las elecciones", explicó Lobo.



Los ciudadanos que acudan a ejercer el sufragio deberán ir con la mascarilla puesta, depositar las papeletas y luego regresar a sus domicilios, para evitar posibles contagios de coronavirus, añadió.

A las personas que acudan sin mascarilla se les entregará una en el momento de acceso al local electoral para poder ejercer su derecho al voto.

Será obligatorio llevar mascarilla también para los miembros de las mesas electorales, además de desinfectar las manos con frecuencia.

Los miembros de las mesas también velarán por evitar que en la operación de escrutinio el número de personas no supere la cabida del local atendiendo las distancias recomendadas.

Unos 4.8 millones de hondureños están habilitados para elegir en los comicios de marzo a los candidatos para unos 3,000 cargos, entre ellos el de presidente, tres designados presidenciales (vicepresidentes), 128 diputados al Parlamento nacional y 20 al Centroamericano, además de 298 alcaldías.

Responsabilidad frente a pandemia

El consejero del CNE enfatizó que "se está tratando de llevar a cabo el cumplimiento" del calendario electoral y que lo que ahora corresponde es "adquirir los kits de bioseguridad" para la jornada electoral, que le costará al Estado entre 800 y 850 millones de lempiras (entre 33 y 35 millones de dólares).

Las elecciones primarias e internas de Honduras son previas a las generales del 28 de noviembre de 2021, en las que participarán 14 partidos políticos.

Lobo hizo un llamamiento a la responsabilidad y compromiso de los políticos para cumplir las medidas sanitarias recomendadas por las autoridades para frenar la expansión del coronavirus en Honduras.

"El llamado sería que colaboremos y evitemos, solo por un voto, poner en riesgo una comunidad, no vale la pena, porque ese voto lo puede ir a contagiar y no le va aparecer en las elecciones primarias", subrayó.

La población, añadió, debe acudir a votar "guardando las medidas de bioseguridad y regresar a nuestras casas a esperar los resultados" de las elecciones.

Con 9.3 millones de habitantes, Honduras atraviesa una segunda ola de contagios del patógeno causante de la enfermedad de la covid-19. Desde la detección de los primeros dos casos el 11 de marzo de 2020 el país acumula cerca de 148,000 contagios y 3,610 decesos.

La Prensa