Guatemala detiene a 217 migrantes hondureños de la caravana

Entre el grupo de migrantes hay 41 menores de edad, incluidos ocho niños y niñas que no superan los 10 años.

Petén, Guatemala

Al menos 217 hondureños y 10 salvadoreños han sido detenidos por ingresar ilegalmente a Guatemala entre este jueves y viernes, supuestamente en busca de llegar a México para enfilar a Estados Unidos, de acuerdo con las autoridades.

La Policía Nacional Civil (PNC) guatemalteca informó en un comunicado de prensa que los 227 extranjeros, ubicados entre el jueves y las 12:00 hora local del mediodía este viernes (18.00 GMT), fueron remitidos al Instituto Guatemalteco de Migración para gestionar el retorno a sus respectivos países.

Las autoridades detallaron que entre el grupo de migrantes hay 41 menores de edad, incluidos ocho niños y niñas que no superan los 10 años.

Los 217 salvadoreños y 10 salvadoreños fueron "localizados" como "resultado de los operativos que se realizan" en siete departamentos del país donde el jueves fue impuesto un estado de prevención ante la posible llegada de una caravana migrante este viernes.

Los migrantes localizados y remitidos al Instituto Guatemalteco de Migración podrían formar parte de un grupo que salió en avanzada desde Honduras hace un par de días desde San Pedro Sula en busca del sueño americano, aunque la Policía Nacional Civil no precisó más información al respecto.

Las autoridades migratorias también aseveraron este viernes a periodistas que al menos 600 hondureños que intentaban ingresar al vecino país decidieron retornar voluntariamente a sus hogares.

El Gobierno de Guatemala mantuvo firme este viernes su posición de no permitir el ingreso al territorio de una multitudinaria caravana compuesta por migrantes hondureños que salió el jueves por la noche también de San Pedro Sula.

Los migrantes hondureños pretenden cruzar Guatemala para posteriormente llegar a México y enfilar a Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida.

Decenas de soldados del Ejército y agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) están custodiando las diferentes fronteras de Guatemala con Honduras para impedir el paso de los hondureños, algunos de los cuales ya se encuentran en Corinto, limítrofe con el departamento caribeño guatemalteco de Izabal.

Las autoridades migratorias de Guatemala han advertido que no dejarán pasar a nadie si no cumple con los requisitos, especialmente una prueba negativa de la covid-19.

El Ejército y la Policía Nacional Civil mantienen diferentes puestos de control en la carretera hacia el océano Atlántico en cumplimiento del estado de prevención decretado el jueves por el Gobierno guatemalteco en los departamentos de Izabal, Zacapa, Chiquimula, Jutiapa, Santa Rosa, El Progreso y Petén, ante el anuncio de la caravana migratoria.

Los hondureños intentan llegar a Estados Unidos, según argumentan, en busca de trabajo y alejarse así de la pobreza y la violencia que azotan el istmo. EFE

La Prensa