Elkin, niño hondureño que lucha con tumor cerebral que amenaza con arrebatarle la vida

A Elkin Brizuela, con apenas 11 años, y originario de Copán, le detectaron un tumor cerebral hace unos meses, el cual le está afectando su habla, la vista y la movilidad de su cuerpo.

En esta cama y bajo estas condiciones de salud está el pequeño Elkin Brizuela.
En esta cama y bajo estas condiciones de salud está el pequeño Elkin Brizuela.

San Pedro Sula, Cortés.

En este mundo existen pequeños héroes, pequeños gigantes que tienen como capa la resistencia al dolor, un enorme grado de fortaleza ante la desesperanza y el vacío, que luchan día a día ante complejas pruebas de vida, pero eso los convierte en fuertes y valientes, todo esto retrata casi a la perfección a Elkin Naín Brizuela López (11), a quien los médicos le diagnosticaron recientemente un tumor cerebral.

Para ayudas
1. Puede donar al número de cuenta de María Rubia Brizuela, en Banco de Occidente: 212021029918. Ella es tía de Elkin y es quien lo atiende permanentemente en su casa.
2. Puede contactar a los padres de Elkin: 9808-6646 (José Domingo Brizuela) / 001 (703) 665-8498 (Mari Yojana López).
3. Al correo del periodista: jerson.trigueros@laprensa.hn

El pequeño es originario de la aldea El Corpus, jurisdicción del municipio de La Unión, departamento de Copán.

Cuando estaba muy cerca de culminar su sexto grado escolar, su vida entre la inocencia, los sueños y los juegos, cambió de un momento a otro para él y su familia cuando los exámenes médicos arrojaron como resultado "una masa expansiva y centrada en el lado derecho del puente que se extiende al lado derecho de su cerebelo".

"Mi niño sentía leves dolores de cabeza desde hacía cinco años, pero no se le prestó la atención debida, y en la actualidad sufrió dolores fuertes próximos a un derrame cerebral, eso provocó que lo lleváramos rápido a una revisión", relató a LA PRENSA Mari Yojana López Mancía (34), madre del menor.

Le puede interesar: Cooperación Española dona 24,000 pruebas de antígeno a Honduras

Luego de la recaída de salud fue trasladado en primera instancia al municipio de Cucuyagua, a más de 10 kilómetros de distancia de su natal El Corpus, donde después de una pequeña evaluación les dijeron que Elkin estuvo a punto de sufrir un derrame cerebral.

elkin 2(1024x768)
Llena de felicidad y con muchos sueños por alcanzar, así era la vida de Elkin antes de su diagnóstico.

Dos días después presentó problemas en uno de sus pies, en el habla y para alimentarse, fue entonces cuando decidieron trasladarlo a un centro médico en Santa Rosa de Copán para realizarle un tac cerebral, sin embargo, fue inútil el intento debido a que el niño comenzó a presentar altos niveles de fiebre en su cuerpo.

Posteriormente fue ingresado al Hospital de Occidente en Santa Rosa de Copán, donde a través del tac cerebral los médicos descubrieron que el paciente de nombre Elkin Naín Brizuela López tenía un tumor en su cerebro y que al parecer está en etapa avanzada.

Impotencia y esperanza

La noticia generó consternación entre sus padres y demás familiares, pues jamás pensaron que su Elkin, un niño con muchos anhelos y toda una vida por delante, fuese a sufrir de una terrible enfermedad a su corta edad.

El entorno de Elkin parece estar colmado de tormentas, pero en sus ojos se hallan colores de esperanza, una esperanza difícil de comprender, pero mucho más grande que los mismos temores.

A raíz de lo acontecido, la familia del niño lo trasladó de inmediato hasta una clínica de San Pedro Sula en busca de una mejor asistencia médica, sin embargo, las ilusiones de recuperación o vida que les dieron son relativamente bajas.

De momento Elkin permanece al interior de la vivienda de una de sus tías en el municipio de Villanueva, Cortés, donde está siendo atendido mientras se somete a un posible proceso de quimioterapias u operación, la cual es de elevado costo.

Debido al proceso expansivo de la masa es probable que la cirugía no sea totalmente positiva, ya que no podría extirparse el 100%, sin embargo, este dato deberá ser valorado por un neurocirujano.

Además: Honduras solo podrá vacunar al 50% de la población

El menor tiene conectada una válvula que le permite drenar los líquidos en su cerebro, ya que al parecer el tumor está obstaculizando la mayoría de entradas internas. La familia de Elkin también está buscando otras alternativas, entre ellas, la de una asistencia con naturistas en Guatemala para tratar de disminuir el nivel de presión del tumor en su cerebro.

Su padre José Domingo Brizuela (37), quien trabaja como agricultor, dijo que aún guarda esperanzas de que su niño pueda recuperarse. "Elkin ya mira bien borroso de un ojito, tiene problemas para hablar y poco sostiene su cuerpo, pero él dice que tiene fe y que Dios lo va a sanar", manifestó muy conmocionado su padre.

Los tratamientos que necesita el niño son de alto valor, en apenas el inicio de su diagnóstico y seguimiento gastaron más de 150,000 lempiras. Su madre trabaja como migrante en los Estados Unidos, mientras que su padre, lo poco que gana en Honduras, lo traslada al difícil proceso médico que requiere la salud de Elkin.

No debemos olvidar que usted que está leyendo esta corta historia puede contribuir de alguna manera: una palabra de apoyo, una sonrisa, un abrazo o con dinero para los tratamientos y medicinas que necesita.

Realmente todo es necesario, desde el mínimo gesto hasta el más grande de los detalles y recursos, porque él también requiere del resto de las personas para avanzar en esta lucha que apenas comienza.

La Prensa