Habiltado el paso vehicular de San Pedro Sula a Tegucigalpa

Las autoridades habían cerrado el paso debido al hundimiento de los dos carriles a la altura de Pronorsa en Villanueva, Cortés, producto de los daños de Iota.

VER MÁS FOTOS
Los conductores ya pueden transitar por la zona, las autoridades piden precaución.
Los conductores ya pueden transitar por la zona, las autoridades piden precaución.

Tegucigalpa, Honduras.

El paso vehicular que conduce de San Pedro Sula a Tegucigalpa de la carretera CA-5, a la altura de Pronorsa en Villanueva, ya se encuentra habilitado informaron este lunes las autoridades.

Y es que tras los efectos de la tormenta tropical Iota en Honduras se produjo el hundimiento de los carriles que conducen de San Pedro Sula hacia la capital y por el peligro que representa, la Policía Nacional había ordenado el cierre de la circulación vial por la zona.

Hace unos días, se reportó sobre un enorme hueco a la par del puente donde pasa la quebrada Chasnigua luego del paso de Iota. En vista de este tipo de daños, se hizo un llamado a la población a circular con precaución por las diferentes carreteras del país debido a los daños que se continúan produciendo.

Además lea: Estos serán los departamentos más afectados por ingreso de frente frío a Honduras

Cabe mencionar que Honduras se mantiene en "alerta roja" desde el paso de las tormentas tropicales Eta y Iota, que dejaron al menos 90 muertos, más de 3,5 millones de personas afectadas y severos daños en puentes y carreteras.

Cierran carril de la carretera que va de San Pedro Sula hacia Villanueva

Además, Copeco llamó a estar alerta ante el ingreso del primer frente frío de la temporada pues se esperan más lluvias en el litoral, crecidas de riachuelos y posibles deslizamientos, por lo que la población y autoridades municipales deben tomar las medidas preventivas del caso, según la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

Hasta este lunes, tras Iota, se contabilizan 22 mil 132 personas afectadas, 27 puentes destruidos, 25 dañados, 57 mil 344 viviendas afectadas y 746 tramos colapsados.

La Prensa