Occidente registra más de 8,400 afectados por lluvias

Comunidades enteras huyen por derrumbes en San Manuel Colohete y Belén Gualcho. Aún hay lugares incomunicados debido a la caída de puentes y daño de vías.

El río Copán se llevó parte del terreno donde se asienta el centro de convenciones del hotel Marina Copán, en Copán Ruinas.  Los deslaves y crecidas de ríos hacen huir a zonas seguras a pobladores en San Manuel de Colohete y Belén Gualcho, en Lempira y Ocotepeque. Sigue lloviendo en la región. FOTOS: MARIELA TEJADA
El río Copán se llevó parte del terreno donde se asienta el centro de convenciones del hotel Marina Copán, en Copán Ruinas. Los deslaves y crecidas de ríos hacen huir a zonas seguras a pobladores en San Manuel de Colohete y Belén Gualcho, en Lempira y Ocotepeque. Sigue lloviendo en la región. FOTOS: MARIELA TEJADA

SANTA ROSA DE COpÁN.

Al menos 8,438 personas de la región occidental de Honduras han sufrido los embates de las lluvias de la tormenta Iota, según el primer reporte de daños en los departamentos de Copán, Ocotepeque y Lempira, donde el peligro de deslizamientos y hundimientos es latente.

Durante la última semana, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) ha cuantificado que miles de personas han perdido sus viviendas, quedando incomunicadas o se han destruido sus cultivos. Hasta ayer 4,427 personas han tenido que ser evacuadas ante amenazas de aludes de tierra y al menos mil se encuentran en albergues.

JF occidente 221120 (8)(800x600)

Un total de 1,369 viviendas presentan daños y 565 quedaron completamente destruidas por las lluvias que comenzaron el lunes anterior y que debido a la influencia de una vaguada, se mantienen en la región.

La regional de la comisión para atender contingencias cuantificó un total de 147 vías de comunicación dañadas, mientras que 56 carreteras están destruidas.

De igual manera se informó que dos puentes quedaron destruidos y otros cinco presentan daños, por lo que la infraestructura de ciudades importantes en la región como Copán Ruinas, Gracias y Corquín siguen prácticamente incomunicadas por tierra.

Se estima que los daños en cultivos de café, hortalizas y granos básicos asciende a 4,000 manzanas, pero se sabe que las pérdidas son superiores debido a que no se ha podido acceder a decenas de comunidades.

1,000 personas en la región de occidente se encuentran albergadas en este momento. Las lluvias no han cesado.
4,000 manzanas de cultivos de café, hortalizas, granos están destruidas a causa de las inundaciones.

Aún no se han podido evaluar y cuantificar los daños. Wendell Torres, subcomisionado regional de Copeco, informó que “se trabaja en un plan de acción que permita la reconstrucción de las zonas afectadas, empezando porque hay miles de familias que sus viviendas quedaron destruidas y otras que tienen daños que no permiten que residen en ellas”.
Indicó que se sigue trabajando en la recopilación de datos, ya que la mayoría de municipios no ha logrado enviar las evaluaciones de daños en su totalidad.

Desde ayer, maquinaria de la Secretaría de Desarrollo Comunitario, Agua y Saneamiento (Sedecoas), comenzó los trabajos en puentes dañados, entre ellos el que conecta a Gracias con Santa Rosa, al igual que el que comunica por la carretera CA-11 a los municipios de Copán Ruinas, Santa Rita y Cabañas y el puente que conduce de San Pedro de Copán hacia Corquín.

JF occidente 221120 (4)(800x600)

Incomunicados

En el registro de Copeco se establece que las partes montañosas de todos los municipios presentan daños. Municipios y comunidades enteros de Copán, como Corquín, Santa Rita, Cabañas y Copán

Ruinas siguen incomunicados, al igual que varios caseríos de Lempira y en Ocotepeque resalta el problema que se vive en Belén Gualcho, municipio que en este momento es altamente vulnerable.

Todo el municipio de Belén Gualcho está en peligro, hacemos evacuaciones.

Wendell Torres, Copeco

“Se han hecho evacuaciones a zonas de amortiguamiento, que no son del todo seguras porque Belén está amenazado por deslizamientos y hundimientos todo el municipio, que se localiza en una falla geológica.Hay alrededor de 10,000 personas bajo amenaza latente y la zona está altamente vulnerable, pero se trabaja en un plan para atender ya que los pronósticos indican que siguen las lluvias”.

Las lluvias hicieron estragos en las carreteras y peligra la cosecha de café.

Melvin paredes, diputado

Otro de los municipios más afectados es San Manuel de Colohete, Lempira. Allí se siguen registrando deslaves y hundimientos, que han obligado a decenas de familias a evacuar en caravanas a pie por la montaña.

Ayer, comunidades en las que se registró el fallecimiento de dos familias que perecieron soterradas por aludes, reportaron que los deslizamientos continúan y han tenido que salir de la zona de peligro.

Wilson Pineda, gobernador de Lempira indicó que pobladores de Chimis Montaña están quedándose en los campamentos del parque Celaque, pero ya se trabaja en un centro de apoyo para atenderlos.

JF occidente 221120 (7)(800x600)
La Prensa