Darío Banegas descarta alianzas

Darío Banegas, líder del Partido Liberal, estuvo el fin de semana en varios municipios del departamento de Lempira y en El Paraíso.

En El Paraíso, Darío Banegas fue recibido por sus seguidores, que usaron mascarillas por el covid-19.
En El Paraíso, Darío Banegas fue recibido por sus seguidores, que usaron mascarillas por el covid-19.

Tegucigalpa, Honduras.

El presidenciable liberal Ángel Darío Banegas aseguró que su corriente está lista para inscribir sus planillas de cargos de elección y de dirección.

Descartó aliarse con otra corriente y reafirmó que “este movimiento no se detendrá por nada ni por nadie, se fregaron todos los que buscan seguir traficando con nuestros sueños, esta vez ganaremos los que tenemos las manos limpias”.

Banegas estuvo el fin de semana en varios municipios del departamento de Lempira y en El Paraíso, al oriente de Honduras.

LEA: El Registro Nacional de las Personas no trabajará toda la semana

En sus redes sociales posteó: “¡Gracias Lempira! Será aplastante la macaneada que les dará la revolución de la esperanza a los mismos de siempre que tanto daño nos han hecho”.

tc banegas 021120 (2)(800x600)
En Caiquín, Lempira, saludó a los pobladores.

El liberal dijo que “los ladrones tienen las horas contadas. Esta vez, ganaremos los honrados”.

Pronosticó que en El Paraíso la victoria será aplastante.

Ondeando la bandera rojo, blanco y rojo fueron presentados los aspirantes a diputados en el departamento de El Paraíso.

“Hermanos liberales, que viva el Partido Liberal de Honduras, que viva La Esperanza de Honduras. Visito esta bendita tierra con un nombre especial, El Paraíso, tierra preferida y diseñada por las manos de Dios, visito esta tierra hermosa donde me siento en familia”, les saludó Banegas a sus seguidores.

El presidenciable dijo que visita El Paraíso en medio de la pandemia del covid-19, que “nos ha robado seres muy queridos, y en medio de la pandemia horrorosa de la corrupción, que ha hecho de la democracia una democracia impune”.

Aseguró que la vacuna contra esa corrupción es su movimiento La Esperanza de Honduras.

La Prensa