Pasivo de la Enee se ensancha en L11,892 millones en 12 meses

Al 31 de agosto de 2020, el pasivo total de la Enee ascendía a L80,620 millones y el déficit acumulado a L57,483 millones.

Materialmente la empresa estatal de energía se encuentra en la bancarrota financiera.
Materialmente la empresa estatal de energía se encuentra en la bancarrota financiera.

Tegucigalpa, Honduras.

El pasivo de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) se ensanchó en más de 11,892 millones de lempiras en los últimos doce meses, lo que pone a la estatal eléctrica en una situación financiera precaria con una deuda pública prácticamente impagable.

Según el último balance de situación financiera publicado en el portal de transparencia, la Enee acumulaba al 31 de agosto de 2020 un pasivo global de 80,620 millones de lempiras, mayor en 11,892 millones con respecto a los 68,727 millones reportados en agosto del año pasado.

El pasivo de la estatal se desglosa así: 46,872 millones en deuda externa e interna de largo plazo, 9,468 millones en deuda interna y externa de corto plazo, 11,648 millones en pagos a proveedores de energía, 488.4 millones en depósitos de abonados, 711.9 millones en pasivo laboral de empleados de la empresa y 10,509 millones en otros documentos por pagar, entre otros.

LEA: Pérdidas de la Enee superan los 10,600 millones de lempiras

De acuerdo con este informe financiero, la deuda de largo plazo de la Enee pasó de 33,605 millones de lempiras en agosto de 2019 a 46,872 millones al mismo período de 2020, es decir, un aumento de 13,267 millones de lempiras en 12 meses.

Entretanto, el déficit acumulado de la empresa se situó en septiembre de este año en 57,483 millones de lempiras, o sea, un incremento de 4,919 millones de lempiras con respecto a lo registrado en el mismo período del año anterior, que fue de 52,564 millones.

Cabe indicar que en septiembre de este año, la Enee abonó a los proveedores de energía alrededor de 500 millones de dólares, unos 12,300 millones de lempiras correspondientes a la deuda histórica por venta de energía que venía arrastrando la estatal desde hace varios años.

La Enee enfrenta su peor crisis financiera de la historia, lo que ha obligado al Gobierno acudir a la colocación de bonos en el mercado internacional para poder saldar las deudas que venía arrastrando, especialmente con los generadores privados de electricidad. En junio de este año el Congreso Nacional aprobó al Gobierno una emisión de bonos por 600 millones de dólares (14,760 millones de lempiras) para refinanciar las deudas de la Enee. Esta emisión se suma a los 700 millones (17,220 millones de lempiras) aprobados en noviembre de 2019 para el mismo propósito.

Ineptitud oficial

Mario Zelaya, experto en temas de energía y vicepresidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos, Electricistas y Químicos de Honduras (Cimeqh), consideró que la deuda de la Enee tiene que ver con la incapacidad institucional de poder solucionar este problema.

Indicó que esto solo se puede resolver mediante varias acciones, entre ellas, la renegociación de contratos con los generadores de electricidad y con la empresa Energía Honduras (EEH), así como el refinanciamiento de la deuda mediante un préstamo concesional, con un interés bajo y un plazo mínimo de 30 años.

La otra opción es la venta de los activos de la Enee, incluyendo los proyectos de generación y el aumento de la tarifa eléctrica por los próximos 15 años para el pago de ese déficit operativo, comprendiendo los ajustes por aumento del búnker. Otra medida es la reducción de pérdidas técnicas y no técnicas mediante un plan que incluya o no a EEH, pero bajo otras condiciones contractuales.

“Hoy estamos peor de como estábamos hace cuatro años, así que es obligatorio construir un plan de reducción de pérdidas técnicas y no técnicas, actuando con EEH, pero tomando otras decisiones”, dijo. Agregó que esta es una decisión de la sociedad hondureña “nos debemos sentar todos y tomar decisiones todos”.

La Prensa