Más del 50% de negocios cerraron en el valle de Sula por la pandemia

Choloma, Villanueva y El Progreso se recuperan lentamente con la reapertura económica.

En la zona del comercio han mejorado las ventas en los últimos días. FOTO: MOISÉS VALENZUELA
En la zona del comercio han mejorado las ventas en los últimos días. FOTO: MOISÉS VALENZUELA

CHOLOMA

Brandon Cardona es un comerciante de Choloma y aseguró que el comercio se va recuperando lentamente: “Estamos trabajando con las medidas de bioseguridad para protección nuestra y la de los clientes, esperamos que al pasar los días las ventas mejoren”.

El comercio ha sido de los más afectados por la pandemia del covid-19 y, a pesar de la reapertura gradual de la economía en los municipios de Choloma, Villanueva y El Progreso, más del 50% de los negocios cerraron.

Promueven sus productos en redes sociales
Comerciantes están usando las redes sociales para promover sus productos y poder subsistir ante el cierre de sus locales. Los establecimientos que ya tienen abiertas sus tiendas u otro tipo de establecimientos están cumpliendo con los protocolos de bioseguridad para protección de los empleados y de los mismos clientes.Para mejorar los ingresos tributarios en Choloma, la alcaldía está llevando unidades municipales móviles para que los ciudadanos paguen sus impuestos.

Choloma es uno de los municipios con enorme movimiento comercial, sin embargo, decenas de negocios han cerrado y otros han tenido que despedir a su personal, ya que no pudieron sostenerse durante la cuarentena.

José Reyes es un vendedor de achinería y dijo que “pasamos mucho tiempo sin vender y nosotros sobrevivimos por el día a día. A pesar de tener temor de enfermarnos tenemos que sobrevivir para alimentar a nuestras familias”.

En Villanueva había alrededor de 5,000 negocios, pero de estos más del 60% han sido afectados, y entre el comercio formal e informal más del 50% cerró.

3,000 negocios afectados
En el municipio de Villanueva, principalmente los centros nocturnos, restaurantes, barberías y salones de belleza. En el municipio de Villanueva, principalmente los centros nocturnos, restaurantes, barberías y salones de belleza.

David Martínez, jefe municipal de Control Tributario, informó que de los más de 5,000 negocios registrados en Villanueva “más de 3,000 han sido perjudicados por la pandemia. En el municipio hay bastante movimiento comercial, pero los más impactados son los negocios de venta de comidas, los expendios, centros nocturnos, y muchos de ellos definitivamente han cerrado sus operaciones”.

Otros de los negocios afectados han sido las barberías y salones de belleza, los cuales generaban fuentes de empleo, pero debido a los endeudamientos con agencias bancarias y lugares de arrendamiento han tenido que despedir a su personal y vendieron parte de los equipos de trabajo para poder sobrevivir.

“La municipalidad también es golpeada directamente porque al cerrar los negocios se dejan de recibir impuestos. A los que aún se mantienen hemos tenido que hacer estrategias de pago para que mantengan sus permisos de operación sin cobrarles recargo adicional”, agregó Martínez.

La Perla del Ulúa

Víctor Ramos, presidente de la Cámara de Comercio en El Progreso, expresó que de 300 afiliados a la Cámara, al menos 30 microempresarios han cerrado sus negocios debido a los compromisos, ya sea por pagos de alquileres, energía eléctrica y empleados. Solo en El Progreso hay alrededor de 2,000 negocios, entre comercio formal e informal.

La Prensa