Siete médicos con Covid-19 están en cuidados intensivos en San Pedro Sula

La pandemia del nuevo coronavirus ha causado la muerte de al menos 35 médicos en Honduras.

Los doctores están hospitalizados en diferentes centros médicos de San Pedro Sula. Foto LA PRENSA
Los doctores están hospitalizados en diferentes centros médicos de San Pedro Sula. Foto LA PRENSA

San Pedro Sula.

A pesar de que el gobierno avanza con la reapertura económica la pandemia del nuevo coronavirus Covid-19 no da tregua. A diario se registran cientos de nuevos contagios y el personal médico, que sufre carencias en equipo de protección personal, no es la excepción.

La pandemia de la Covid-19 ha causado la muerte de al menos 35 médicos en Honduras y actualmente tiene a siete galenos, de la ciudad de San Pedro Sula, en cuidados intesivos, informó este lunes Carlos Umaña, presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Los doctores están hospitalizados en diferentes centros médicos de la ciudad, agregó Umaña.



La semana pasada fallecieron varios galenos a nivel nacional, pero el fin de semana no se reportaron doctores fallecidos con coronavirus, indicó el especialista del IHSS.

Agregó que para este día se programó el traslado a San Pedro Sula de un doctor desde la isla de Roatán, Caribe hondureño, pues se encuentra delicado de salud a causa de la Covid-19.

Cabe recordar que entre sábado y domingo se trasladaron desde Roatán hacia Tegucigalpa, capital de Honduras, a dos doctoras que también sufrieron complicaciones en su salud a causa del nuevo coronavirus.



"Hay preocupación porque son los médicos que deberían de estar al cuidado de sus pacientes los que están debatiéndose entre la vida y la muerte, por eso le pedimos a la población tomar las medidas de bioseguridad necesarias", expresó Umaña, al tiempo que les recordó a no salir de sus hogares si no es necesario o si pueden trabajar desde casa.

Honduras lleva cinco meses de confinamiento por la pandemia de Covid-19, que ha dejado casi 1,500 muertos y más de 47,000 contagios.

La Prensa