CN ratifica decretos que extienden restricción de garantías constitucionales

Honduras se encuentra con restricciones de circulación desde mediados de marzo pasado debido a la pandemia del COVID-19.

La medida vigente de circulación en el país sigue siendo de acuerdo al último dígito de identidad.
La medida vigente de circulación en el país sigue siendo de acuerdo al último dígito de identidad.

Tegucigalpa, Honduras.

El Congreso Nacional aprobó este jueves en su totalidad la ratificación de los decretos ejecutivos aprobados en Consejo de Secretarios de Estado, números: PCM-063-2020, PCM-068-2020, PCM-072-2020 y PCM-73-2020, los cuales contienen la prórroga de la restricción a nivel nacional de las garantías constitucionales.

El vicepresidente del Congreso Nacional, Antonio Rivera Callejas, presentó la moción de dispensa de dos debates, por lo que se discutió en uno solo.

El artículo 1 ratifica en todas y cada una de sus partes el decreto ejecutivo número PCM 063-2020, de fecha 12 de julio del 2020 contentivo de la prórroga de las medidas de restricción a derechos fundamentales y la disposición especial para el municipio del Distrito Central, Francisco Morazán; San Pedro Sula, Cortés; así como los departamentos de: Comayagua, Santa Bárbara, Lempira, Colón, Olancho, Choluteca, y Atlántida.

Lea: Rosa Elena seguirá defendiéndose en libertad tras declarar sin lugar recurso de apelación

Mientras, el artículo 2 ratifica en todas y cada una de sus partes el decreto ejecutivo número PCM 068-2020, de fecha 19 de julio del 2020, contentivo de la prórroga de las medidas de restricción a derechos fundamentales.

Asimismo, el artículo 3 ratifica en todas y cada una de sus partes el decreto ejecutivo número PCM 072-2020, contentivo de la prórroga de las medidas de restricción a derechos fundamentales y las reformas a las excepciones a los funcionarios del Estado para la aplicación de las restricciones de garantías constitucionales.

En el artículo 4 se ratifica el decreto ejecutivo número PCM 073-2020, de fecha 28 de julio del 2020, restricción a derechos fundamentales, la autorización y limitaciones de la reactivación económica a nivel nacional.

diputados.297(1024x768)
Aprobado en su totalidad el dictamen en primer debate.

Abriendo la economía paulatinamente

El pasado 28 de julio el gobierno hondureño anunció la reactivación progresiva de las actividades económicas pese a que la pandemia del coronavirus presentaba un pico de casos y fallecidos.

Un comunicado emitido por la presidencia anotó que "se autoriza al comercio y empresas en general para que a partir del 29 de julio puedan reanudar sus actividades y negocios", por regiones y utilizando los protocolos de bioseguridad.

Según el texto, el país fue dividido en tres zonas: alta, media y baja, de acuerdo con el número de casos. En la zona de altos contagios, como Tegucigalpa y San Pedro Sula, la segunda ciudad del país, los negocios abrieron con el 20% de los empleados; en la zona media laboran con el 40% de los trabajadores y en la región de baja incidencia con el 60% de la masa trabajadora.

Además: Completan entrega de módulos del hospital móvil en Tegucigalpa

La decisión fue tomada en una sesión virtual del presidente Juan Orlando Hernández con el Consejo de Ministros, por recomendación de una mesa de expertos que asesoran al Gobierno ante la pandemia.

Los fines de semana solo quedan autorizadas farmacias, supermercados y restaurantes con servicios a domicilio. Las iglesias también quedaron abiertas con los mismos porcentajes de los negocios y el 1 de agosto el gobierno hizo pruebas piloto en el transporte público.

Aún están cerrados bares, discotecas, cines, gimnasios, teatros, eventos deportivos, aeropuertos, centros educativos y reuniones de más de 10 personas en casas o restaurantes.

La Prensa