"No se valen excusas", Ebal Díaz llama al Laboratorio Nacional de Virología a procesar más pruebas

En los últimos días la cantidad de pruebas procesadas ha disminuido a raíz de equipo dañado, según el presidente del Colegio de Microbiólogos y Químicos Clínicos, Marco Moncada.

Debido al equipo dañado los profesionales deben trabajar manualmente lo que provoca una mora de resultados de hasta 10 díaz.
Debido al equipo dañado los profesionales deben trabajar manualmente lo que provoca una mora de resultados de hasta 10 díaz.

Tegucigalpa, Honduras.

El ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, hizo un llamado al Laboratorio Nacional de Virología debido a la disminución de pruebas de COVID-19 que se están procesando actualmente.

A través de su cuenta de Twitter escribió "como Gobierno exigimos una pronta respuesta por parte del Laboratorio de Virología y la Sesal, ya que en los últimos días la cantidad de pruebas realizadas han sido muy bajas".

"El apoyo brindado durante esta emergencia para aumentar la capacidad de procesamiento de pruebas ha sido importante y significativo. No se valen excusas para no procesar más pruebas", enfatizó.

Además lea: Tres directores del Laboratorio de Virología han renunciado en menos dos meses

Díaz, también destacó el compromiso que han tenido los médicos, enfermeras, personal de salud, alcaldes, funcionarios y empleados públicos en la primera línea; así como la labor de Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) y todos los que día a día colaboran para atender esta pandemia.

Por su parte, el presidente del Colegio de Microbiólogos y Químicos Clínicos, Marco Moncada, ha indicado que actualmente hay dos máquinas de procesamiento de resultados de pruebas de COVID-19 que no funcionan en el Laboratorio Nacional de Virología, lo cual afecta la cantidad de pruebas que se procesan.

"Una de las máquinas está en proceso de mantenimiento, mientras la otra no cuenta con los reactivos necesarios. A partir de la próxima semana, estarían llegando los reactivos para que todo vuelva a la normalidad con las máquinas", apuntó.

La Prensa