Sinager reforzará inspecciones tras aprobarse fase 1 de la economía

Autoridades del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo pidieron a la población denunciar a través del 11 a quienes las infrinjan lo ya establecido.

Mediante un Consejo de Ministros aprobaron el pasado martes volver a la fase 1 de la economía en casi todo el territorio hondureño.
Mediante un Consejo de Ministros aprobaron el pasado martes volver a la fase 1 de la economía en casi todo el territorio hondureño. /

Tegucigalpa, Honduras.

La tarea de encontrar un balance entre la salud y la economía no es fácil, sin embargo, a criterio del ministro comisionado nacional de Copeco, Carlos Cordero, esta misión no es imposible si cada sector se compromete con un férreo cumplimiento de las medidas de bioseguridad.

Advirtió que para evitar un nuevo fracaso de este proceso de la reactivación, es esencial que exista un compromiso. “Debe haber una férrea voluntad de cumplirlo, ya tuvimos un primer fracaso con la reapertura porque la población no cumplió con las medidas de bioseguridad y también algunos comercios”, comentó Cordero.

carlos.3302(800x600)
Carlos Cordero, titular de Copeco

Indicó que la población y empresa privada deben apegarse a los porcentajes de masa laboral autorizados por Sinager, así como a respetar los rubros que están habilitados para abrir operaciones, ya que estas decisiones se han tomado en base a los análisis epidemiológicos.

Reflexionó que no solo el Gobierno debe exigir el cumplimiento de los mecanismos que impidan el contagio de este virus, sino también la población debe hacer su parte denunciando a quienes incumplan a través del 911. “Hay sitios que hasta partidos de fútbol realizan, esas son situaciones de riesgo y de exposición que no deben permitirse”, expresó.

Intervención social

Cordero también informó que Copeco recién participó junto a la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), Policía Nacional, Ministerio Público (MP), Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) y la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis) en una jornada de asistencia a personas que han salido a la calle a pedir y se acompañan de menores.

“Hay un riesgo de contagio de cada uno de ellos porque están en la calle y algunos sin medidas de protección, por ello se hizo una intervención de cada una de estas familias a quienes se les brindó alimentos y también tratamiento Maíz posterior a la realización de pruebas”, dijo.

Lea: Comercio reabre al público con los protocolos de bioseguridad

Informó que esta será una actividad permanente y que ya iniciaron en el Distrito Central, pero se extenderá a todo el país a fin de que la población que se encuentra en la calle reciba la ayuda pertinente.

poblacion.24(1024x768)
La población siempre debe de salir de acuerdo con son último dígito de identidad.

Expocentro

El funcionario también habló sobre el contrato suscrito con la Cámara de Comercio e Industria de Cortés (CCIC) por el alquiler de Expocentro, lugar que en la actualidad sirve de triaje para brindar atención a personas sospechosas de COVID-19.

“Expocentro fue de los primeros sitios que se empezaron habilitar, esto se hizo desde la administración anterior cuando llegaron a establecer algunas pautas para que la Cámara de Comercio e Industria de Cortés pusiera a disposición esta área”, informó.

Detalló que el contrato de alquiler asciende a 1 millón de lempiras mensuales y que ya se pagaron los primeros dos meses que correspondían a una etapa de preparación, acondicionamiento y que un tercer mes está en proceso de pago.

Además: Temen que aeropuertos se traspasen sin licitar

Sin embargo, el funcionario aclaró que el contrato que se firmó con la CCIT fue por tres meses y que ahora se pretende entrar en una negociación para que bajen el costo de arrendamiento, ya que solo este último mes ha estado operando.

“La Cámara de Comercio está exigiendo un depósito por parte del Gobierno y en la situación contractual de arrendamiento de edificios no se permite que hayan depósitos de garantía, en ese sentido se debe trabajar con que el pago del último mes sirva como depósito de garantía sobre daño”, explicó.

“El contrato inicial es de tres meses, el cual debe ser prorrogado, pero en la búsqueda de la firma del nuevo contrato queremos tener algunas consideraciones en cuanto al monto que se está cobrando por las instalaciones", añadió.

Señaló que este triaje ha dado un gran servicio a la población de la zona norte, pero que si se logra una disminución en el costo del arrendamiento, esos fondos se pueden utilizar para el abastecimiento de insumos.

La Prensa