Prevén recortes drásticos en presupuesto por pandemia

De los L58,913.4 millones que el Estado había presupuestado de enero a junio de 2020, solo se recaudaron 42,313.5 millones debido a la paralización de la economía.

La paralización de la actividad económica incidió con la baja en la recaudación fiscal.
La paralización de la actividad económica incidió con la baja en la recaudación fiscal.

SAN PEDRO SULA.

El Gobierno de Honduras cuenta con 28.2% menos de ingresos de los que había previsto para financiar el Presupuesto General de la República del actual ejercicio fiscal, reportó la Secretaría de Finanzas.

El porcentaje significa que de los 58,913.4 millones de lempiras que el Estado de Honduras había presupuestado de enero a junio de 2020, solo se recaudaron 42,313.5 millones de lempiras, es decir, un déficit presupuestario de 16,599.9 millones de lempiras.

Como consecuencia directa del confinamiento y la paralización de la economía a raíz de la cuarentena por el covid-19, la recaudación de impuestos al primer semestre del año cayó en casi un 30%, conforme a la meta proyectada.

Caída en la recaudación de impuestos
El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) advirtió que Centroamérica perderá alrededor de 3,850 millones de dólares de la recaudación tributaria durante 2020 debido a la pandemia del covid-19. La entidad no gubernamental con sede en Guatemala puntualizó que la cifra fue determinada tras analizar “las proyecciones de crecimiento oficiales” y “los resultados más actualizados de recolección de impuestos“.

Durante una reunión virtual con diferentes sectores, la secretaria de Finanzas, Rocío Tábora, dijo que la próxima semana enviará al Congreso Nacional la modificación del Presupuesto General de la República, en el cual se incluyen recortes que han venido gestionando con algunas instituciones del Estado.

Aunque la funcionaria se reservó de cuánto rondaría el porcentaje del recorte presupuestario, advirtió que la medida “es drástica”, pero a la vez se mostró optimista al decir que “en unos meses esperamos retomar la vida económica y esperamos que los ingresos vuelvan a subir”.

El Presupuesto General de la República para el actual ejercicio fiscal asciende a 282,405 millones de lempiras, un 7.9% más que el del año pasado.

Tendencia

La región latinoamericana en la última década ha estado inmersa en un proceso de consolidación fiscal, señaló en un estudio el Banco Interamericano de Desarrolo (BID).

La mayoría de los países, entre ellos Honduras, han establecido leyes de responsabilidad fiscal, marcos fiscales de mediano plazo y reglas fiscales los cuales han incrementado la institucionalidad fiscal de la región.

A pesar de los esfuerzos fiscales, señala el organismo multilateral, este choque se enmarca en un contexto de poco espacio fiscal en la región.

Datos
- 0.92%. Equivalente al PIB regional. Los $3,850 millones previstos en caída de impuestos equivalente casi el 1% del PIB.
- 4.0%; Contracción de la economía. El Icefi prevé que un 4% será la contracción de las economías centroamericanas

“Caracterizado por el bajo desempeño del crecimiento económico y la persistencia en el déficit fiscal, lo cual contrasta con las economías avanzadas en las cuales, a pesar de grandes incrementos de deuda pública, las tasas de interés son bajas y por lo tanto tienen más margen de maniobra”, añade el BID.

Al cierre de 2019, el 60% de los países latinoamericanos mostraban niveles de endeudamiento mayores del 40% del PIB y ajustes fiscales que oscilaban entre el 2 y el 7% del PIB.

“El Gobierno ha dispuesto recortes de gastos de sus dependencias por un 16%, y es insuficiente”

Federico Álvarez, analista económico

“Las consecuencias económicas de esta pandemia estarán directamente relacionadas con el tiempo de contención que le tomen a las autoridades sanitarias controlar la propagación del virus”, dijo a medios de la capital el economista del Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh) Alejandro Kafati, al agregar que por ello era preciso que desde el inicio de la pandemia del covid-19 se hiciera una administración oportuna de los recursos para minimizar los efectos.

“Estos nos deja previsiones desalentadoras, de posiblemente una reducción del 6% en el PIB”, agregó el economista.

En tanto, el analista Federico Álvarez dijo que en este contexto de caída de ingresos fiscales de 28.7%, previsiones de una caída de 20% en la recepción de remesas familiares, mayor endeudamiento de hasta 2,500 millones de dólares y muy poca reducción del gasto equivalen a la próxima crisis fiscal.

LC-ingresos-240720(1024x768)
La Prensa