Triaje de Villanueva seguirá en zona inundable por oposición de la población

El triaje iba ser reubicado en el instituto Unión y Esfuerzo de la colonia La Independencia, pero los vecinos se opusieron.

Las autoridades se reunieron para definir el lugar a donde será trasladado el hospital móvil de Villanueva luego de que se inundara a causa de las lluvias.

Villanueva, Cortés

Las fuertes lluvias que afectaron la zona norte del país el miércoles por la tarde y noche inundaron el hospital móvil ubicado en Villanueva, por lo que las autoridades analizaban trasladar a otro sector las instalaciones que tuvieron un costo de 5,5 millones de lempiras.

La reubicación del hospital móvil había sido confirmada por la directora departamental de Salud de Cortés, doctora Dinora Nolasco, pero debido a la oposición de la población, se tuvo que dejar en el mismo terreno.

Lea: Renuncia directora de Invest-H

"Queríamos ubicar el triaje en un lugar diferente, pero la población reaccionó e incluso casi nos agreden y por eso se tomó la decisión de mantenerlo en este lugar, aunuqe se va a tratar de mejorar la situación del suelo y ver si se coloca en un lugar más alto. esperamos que desde mañana la población ya puede venir", dijo la médica.

El alcalde de Villanueva, Walter Perdomo, indicó inicialmente que posiblemente el viernes funcionaría el hospital en el instituto Unión y Esfuerzo de la colonia La Independencia, pero los habitantes de la zona se opusieron, así como los de otras zonas donde también se analizó mover la estructura.

"Pedimos disculpas a la población si se sintieron agraviados por el movimiento. Vamos a ver si se puede trasladar a otro lado pero la población está en contra y lo único que podemos hacer es construir algo de terracería en el mismo terreno y mover la instalación hacia el norte para evitar que se vuelva a inundar", explicó Perdomo.

Hospital3.12(1416x870)

Al momento que se inundó el hospital móvil se encontraban en el lugar cuatro pacientes, dos médicos, un microbiólogo y las enfermeras que cubrían el turno de la tarde cuando cayó el torrencial aguacero.

El hospital móvil fue instalado en un campo de fútbol que cedió una iglesia evangélica, pero no tiene un buen drenaje.

El hospital móvil, cuya compra e instalación a cargo de Copeco sigue bajo investigación por el Ministerio Público, permaneció varios días abandonado ya que no tenía los servicios públicos de energía eléctrica y agua potable.

La gestiones de la municipalidad de Villanueva, Cortés, permitieron ponerlo a funcionar como un centro de triaje y zona para la toma de muestras de pruebas PCR en tiempo real.

Según las autoridades, el triaje atendía un promedio de 100 personas a diario y en la mañana del jueves, las autoridades se reunieron para analizar el tralado.

La Prensa