DPI investiga denuncias sobre el manejo del oxígeno en el Hospital del Sur

Los investigadores requirieron documentos y visitaron el centro asistencial.

Los investigadores hicieron inspecciones en el centro asistencial y se llevaron documentos.
Los investigadores hicieron inspecciones en el centro asistencial y se llevaron documentos.

Choluteca.

Las denuncias emitidas por personal de Salud y el alcalde de Choluteca, Quintín Soriano, sobre el presunto mal manejo de los suministros médicos en el Hospital del Sur ya comenzaron a ser investigadas.

Agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) ingresaron en el Hospital General del Sur (HGS) para investigar las denuncias sobre irregularidades en el manejo de los cilindros de oxígeno que son usados para pacientes de covid-19.

Los agentes secuestraron documentos e hicieron indagaciones entre las autoridades hospitalarias y personal encargado de manejar los cilindros.

El alcalde Soriano expresó esta semana que tenía información que los tanques de oxígeno asignados al HGS estaban siendo alquilados o prestados a personas adineradas o a políticos para que los tengan en sus casas.

Dato
La Secretaría de Salud aprobó siete millones de lempiras para ampliar a 100 camas las salas de atención de covid en el sur.

Seguido de la intervención de la DPI, el Ministerio Público (MP) abrió dos líneas de investigación, la primera encabezada por la Fiscalía de Transparencia Combate a la Corrupción Pública, en la cual se indaga el supuesto acaparamiento de tanques de oxígeno por personas particulares.

Yuri Mora, vocero del MP, dijo que “la Fiscalía de Transparencia del Combate a la Corrupción Pública está haciendo inspecciones en el Hospital del Sur ante esa denuncia que se están acaparando por parte de particulares tanques de oxígeno”. La investigación incluye lugares adonde se sospeche que estén los tanques de oxígeno.

Además, se investiga la denuncia que personal del hospital está devolviendo los tanques a la mitad a la empresa proveedora Infra. La empresa emitió un comunicado en el que denuncia que recibió en su agencia en Choluteca al jefe del almacén del HGS con un cilindro para ser recargado para su uso personal, asegurando que estaba autorizado por el jefe de recursos humanos.

Inspección en salas covid

La directora del HGS, María Antonieta Castro, dijo que “la DPI vino porque querían ver las instalaciones de covid, les hice un recorrido por las cincos salas que tenemos y un área de triaje que estamos en proceso de ampliación a medida va aumentando el número de pacientes”.

En declaraciones pasadas, Castró manifestó que un paciente grave consume de cinco a seis tanques de oxígeno cada seis a ocho horas. Esa situación ha obligado que se estén abasteciendo dos veces del día, pero no está siendo suficiente ante al aumento de contagiados.

La sala de covid-19 del HGS tiene capacidad para 74 pacientes, pero hasta ayer tenía alrededor de 85. Según Castro, están saliendo de siete a 10 pacientes recuperados de covid-19 a diario, pero son más los ingresos.

La Prensa