Mayores de 60 años se rebelan contra restricción a circular

Las redes sociales recogen el sentimiento de personas mayores de 60 años que reaccionan a la medida en protocolos de bioseguridad que les limitan la entrada a plazas comerciales.

Un adulto mayor usa mascarilla como medida de prevención del COVID-19.
Un adulto mayor usa mascarilla como medida de prevención del COVID-19.

San Pedro Sula, Honduras

“A nosotros, los que hasta hace media hora dirigíamos fábricas, organizaciones, instituciones o éramos profesionales independientes, algunos médicos de mucha experiencia, nos quieren tratar como que valemos miseria por la edad”.

La reacción es una de muchas que han llenado las redes sociales luego que los centros comerciales en Honduras se preparan a abrir este lunes restringiendo la entrada a personas mayores de 60 años, en atención a medidas dispuestas por los protocolos de bioseguridad del Gobierno.

“Ser mayor no es una plaga, es un derecho que nos ganamos con trabajo y el respeto de muchas personas ajenas y aún con más admiración hacia nosotros que ustedes los que hoy nos tiran al cesto de la ropa sucia. Y es un legado nuestro, al que ustedes los jóvenes y dirigentes no querrán renunciar”, sigue el periodista Carlos Jeremías Girón, autor del post que ha recibido muchos “me gusta” en contra de la medida de las autoridades.

"Y los que somos mayores de 60 años que no tenemos quién nos hagan nuestras compras, retiros y pagos ¿qué hacemos?, los que trabajan en puestos claves o tienen negocio ¿cómo harán?", dice un comentario de German Pérez, empresario y consultor que se ha pronunciado en contra de la restricción contra quienes ya cumplieron 60 años.

Mélida Hernández señala, en sus redes sociales, que “los que nos desprecian están disfrutando del techo que nosotros con nuestro trabajo y honradez logramos en el camino de la vida…”

La medida, que ha generado polémica, indica textualmente la “restricción de edad en la entrada al centro y plaza comercial, personas mayores de 60 años y los niños entre 3 y 12 años no podrán ingresar a los mismos”.

Esas medidas de bioseguridad en centros comerciales incluyen:

Se recomienda que los establecimientos operen según los horarios establecidos por las autoridades.

Velar por el distanciamiento físico entre los diferentes puestos de trabajo.

Controlar y reducir la cantidad de clientes para respetar una distancia entre 1.5 y 2 metros (se aplica a toda situación en la que exista la posibilidad de concurrencia y aglomeración de clientes, por ejemplo, filas de espera, pagos en cajas, etc.)

El horario de visitas del consumidor estará limitado a tres horas por visitante como máximo.

No se permite la entrada de grupos de visitantes y clientes al centro o plaza comercial.

De ser posible, implementar el uso de cámaras para el escaneo térmico y monitorización de temperaturas.

Restricción de edad en la entrada al centro y plaza comercial, personas mayores de 60 años y los niños entre 3 y 12 años no podrán ingresar a los mismos.

Evitar ventas ambulatorias y actividades promocionales dentro de centros y plazas comercial.

Los protocolos de bioseguridad también señalan, entre sus medidas de prevención y protección, que “las personas mayores de 60 años, embarazadas, hipertensos, diabéticos, con cáncer o cualquier otra enfermedad de alto riesgo, no estarán obligados a presentarse a laborar y tampoco pueden ser objeto de despido o cualquier otra sanción por ausentismo, debiendo las empresas considerar para ello las opciones de teletrabajo”.

La Prensa