Aplicarán sanciones civiles y penales a quien no cumpla las medidas de bioseguridad

Enviarán al Congreso una iniciativa de ley que tendrá como objetivo que toda la población use mascarilla de forma obligatoria.

Autoridades sostienen que 'vamos a una nueva normalidad; la forma de vivir será diferente'. Foto: AFP
Autoridades sostienen que 'vamos a una nueva normalidad; la forma de vivir será diferente'. Foto: AFP

Tegucigalpa.

El Gabinete de Seguridad y Defensa enviará al Congreso Nacional una iniciativa de ley que consiste en que toda la población tendrá que acatar, de manera obligatoria, las medidas de bioseguridad frente a la pandemia de COVID-19, cuyo incumplimiento tendrá consecuencias civiles y penales.

Luis Suazo, viceministro de Seguridad, informó que lo que se busca es que las personas o empresas, o cualquier tipo de negocio, no sigan con las normas establecidas que ponen en riesgo la salud pública, como se ha visto en los últimos días en diferentes partes del país.

Resaltó que desde el momento en que se decretó la alerta roja a nivel nacional, se han impuesto una serie de medidas; sin embargo “vemos a diario a personas sin mascarillas, y algunos las andan mal puesta, y otras medidas de bioseguridad que se deben tomar de forma personal y en cada establecimiento comercial”.



“Vamos a una nueva normalidad; la forma de vivir será diferente. Tenemos que aplicar a diario, en nuestros hogares, las medidas de bioseguridad contra el COVID-19”, agregó el funcionario.

Seguridad en Honduras

El viceministro de Seguridad, aseguró que pese a la emergencia sanitaria por el COVID-19 la seguridad en Honduras "no se ha descuidado". Se han logrado los avances en el tema de seguridad a la fecha, pues las instituciones del Estado se han fortalecido y los nuevos entes que se han creado con propósitos específicos han logrado mantener la seguridad dentro del país, destacó.

“Así que creo que ha sido importante y estas son muestras y pronto la Fuerza Antimaras y Pandillas podrá presentar todos los decomisos que se han hecho y en Fusina la cantidad de personas que se han detenido en todo el país por diferentes razones”, dijo.



El funcionario consideró que ha sido un trabajo arduo y señaló, además, que hay muchos detenidos por estar incumpliendo el PCM-021 que es el que restringe la movilidad para reducir el contagio del COVID-19.

“No hemos descuidado ningún proceso de seguridad quizás no habían estado tan presentes en los medios, se había informado, pero la concentración de todos los hondureños ha estado en el tema de COVID-19; sin embargo, la concentración de las fuerzas ha estado en cumplir con su responsabilidad “, afirmó.

La Prensa