Cruz Roja dona insumos de bioseguridad para evitar expansión de COVID-19 en cárceles

El Comité Internacional de la Cruz Roja entregó al Instituto Nacional Penitenciario de Honduras 19,000 mascarillas médicas.

La acción busca, según la organización humanitaria, 'proteger la salud y la vida de la población privada de libertad, así como del personal penitenciario que labora en los distintos centros de detención del país'.
La acción busca, según la organización humanitaria, 'proteger la salud y la vida de la población privada de libertad, así como del personal penitenciario que labora en los distintos centros de detención del país'. /

Tegucigalpa, Honduras

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) donó este jueves a Honduras insumos de protección, bioseguridad y limpieza para tratar de evitar la expansión del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19, en las cárceles del país centroamericano.

El CICR entregó al Instituto Nacional Penitenciario de Honduras 19.000 mascarillas médicas, 20.000 guantes no estériles, cloro desinfectante para superficies, 12.744 metros de toalla desechable para secado de manos y jabón líquido para higiene de manos.

"Los temores por la propagación del coronavirus en prisiones ha hecho que los gobiernos de algunos países anuncien medidas para proteger a las personas privadas de libertad y disminuir el impacto de la enfermedad en los contextos de encierro", dijo el jefe de misión del CICR en Honduras, Karim Khallaayoun.

El Comité Internacional señaló que esta donación es la primera entrega de materiales que entregará a Honduras, con el propósito de prevenir la expansión del COVID-19 en los centros penales de la nación.

La acción busca, según la organización humanitaria, "proteger la salud y la vida de la población privada de libertad, así como del personal penitenciario que labora en los distintos centros de detención del país".

"El CICR ha compartido recomendaciones con varias autoridades (penitenciarias, de salud, judiciales) para prevenir y responder a un eventual brote de COVID-19 en la región, tal es el caso en Honduras y en El Salvador", enfatizó el jefe de Misión del organismo.

Honduras, que está bajo un toque de queda absoluto, registra 219 casos confirmados de coronavirus y 14 muertes, según cifras oficiales.

El CICR destacó además que en el contexto carcelario es "más probable" la expansión de las enfermedades contagiosas, por lo que considera que en las cárceles con sobrepoblación, los desafíos son "aún mayores".

El Comité Internacional de la Cruz Roja indicó que trabaja "de cerca" con las autoridades penitenciarias de Honduras, la Secretaría de Salud y el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER) en la implementación de "medidas preventivas inmediatas" para combatir el coronavirus.

Además, acompaña a las autoridades de Honduras en el desarrollo de un protocolo y un plan de contingencia de acuerdo a los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para evitar "el ingreso y contagio de COVID-19 a los centros penales", según la información oficial. EFE

La Prensa