Hondureños dejan de enviar remesas a sus familiares

Los inmigrantes que residen en Estados Unidos y España comienzan a recibir el golpe, asestado por la pandemia del COVID-19, en su economía.En Estados Unidos, muchos han sido despedidos de sus trabajos.

VER MÁS FOTOS
Estados Unidos y España son los dos países donde viven más hondureños.  (Photo by MIGUEL RIOPA / AFP)
Estados Unidos y España son los dos países donde viven más hondureños. (Photo by MIGUEL RIOPA / AFP)

SAN PEDRO SULA.

Miguel Arita, 26 años, y Yolany Melgar, 25 años, no enviarán en las próximas semanas o meses más dinero a sus familiares en Honduras porque, aunque no están contagiados por el COVID-19, ya son víctimas económicas de la pandemia.

Arita y Melgar viven en Maryland, Estados Unidos, donde esta semana el gobernador Larry Hogan decretó la suspensión de la actividad de los negocios no esenciales, las reuniones masivas e impuso otras restricciones que tienen el propósito de contener la propagación del COVID-19.

“Hace una semana, mi esposa perdió el trabajo. Ella trabajaba en limpieza en un hotel que ahora está cerrado por las medidas que han tomado. Lo que yo gano, lo ocuparemos para pagar la renta, seguros del carro y otro montón de gastos”, dijo Arita en una entrevista telefónica con LA PRENSA, mientras trabajaba en una construcción.

Las claves
1- En Estados Unidos, los hondureños que están sin papeles, a diferencia de los legales, deberán pagar obligatoriamente sus facturas, entre ellas sus alquileres, porque no recibirán ningún beneficio del Gobierno.

2- El dinero que devengaron los hondureños el mes anterior lo utilizaron para comprar alimentos que consumen y consumirán durante la cuarentena

Hace un mes, Arita envió a su familia en Honduras $300 y ahora, cuando la economía de Maryland ha entrado en un proceso de parálisis a causa de la propagación del COVID-19, no tiene idea si volverá a realizar transferencias.

La mayoría de los hondureños radicados en Maryland y Virginia, que previeron las medidas que tomarían las autoridades estos días, lograron enviar las remesas la semana anterior y pudieron aprovisionarse de suficientes alimentos “porque la situación podría empeorar”, dijo un compañero de trabajo de Arita.

La propagación veloz del coronavirus en todo Estados Unidos, pronosticada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el nuevo epicentro de contagio, golpeará negativamente el flujo de remesas hacia Honduras, pues ya comenzó a dejar sin empleo a decenas de inmigrantes.

jt-italia1-260320(800x600)
Actualmente, España sufre una tragedia a causa del coronavirus.

El año pasado, de acuerdo con datos del Banco Central de Honduras (BCH), el país recibió $5,384.5, más de $1,733 millones que en 2015 ($3,651.5). Para este año, esta institución esperaba un crecimiento moderado, el cual, por la expansión de la epidemia, tendrá una reducción sustancial.

En 2019, los hondureños enviaron un promedio diario de $14,752,000 dólares en circunstancias normales. En un escenario de alarma y restricciones, el país dejaría de captar más de $442,000,000 entre marzo y mayo.

“Hace una semana le envié remesas a tres personas y les dije que, por el momento, no podré enviar más porque la situación económica se está volviendo crítica. En Memphis, Tennessee, estamos en emergencia, la mayor parte de personas no está trabajando, porque cerraron desde esta semana los restaurantes, bares y otros negocios. Muchas personas comenzaron a ponerse en cuarentena desde la semana pasada por su voluntad, hoy es una orden”, dijo Katy Laínez, quien vive en EUA desde hace 11 años.

jt-italia3-260320(800x600)
Estados Unidos será el próximo epicentro de contagio, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Laínez, empleada de una empresa del sector de la construcción, relató que “a causa de estas medidas, que están afectando a la economía, los hondureños están perdiendo el trabajo, entre ellos, el esposo de una amiga. Esto evitará que envíe más dinero a Honduras en las próximas semanas”.

Más del 80% de las remesas que percibe Honduras, de acuerdo con estudios del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla), tienen origen en EUA, aproximadamente el 15 % es dinero procedente de España, Panamá, Costa Rica, México, Canadá y un 5% de otros países.

En España, el tercer país más golpeado por el COVID-19, los hondureños se enfrentan a otras limitaciones (muchas de ellas más drásticas que las de Estados Unidos) para no enviar euros a sus parientes de Honduras.

“En España viven unos 50,000 hondureños. El 80% está en sus casas porque aquí hay toque de queda. Las personas tienen que justificar el motivo por el cual andan en la calle, sino son multados. Los establecimientos de envíos de remesas están cerrados porque son negocios que son prescindibles en este momento de crisis. Los hondureños no pueden salir de sus casas y no pueden enviar dinero aunque tengan. Esto afectará el flujo de remesas a Honduras”, opinó Sahín Ardón Valladares, un hondureño que trabaja como contador en Madrid.

Ardón Valladares vaticina que “muchas mujeres hondureñas que trabajan en España perderán el empleo, porque ellas se dedican a cuidar personas mayores de edad que son las más afectadas mortalmente por el coronavirus, pues este es uno los países que, como Japón, tienen la población más vieja”.

LC remesas 260320(1024x768)

“Ellas tendrán problemas económicos porque trabajan dentro del régimen de empleados de hogar (como las empleadas domésticas de Honduras), que cotizan a la seguridad social, pero no les dan dinero cuando no trabajan, sí se pueden jubilar y tienen los servicios médicos”, dijo Ardón Valladares, amigo de Silvia Janeth Handal Amador (de 53 años), la primera hondureña que murió de COVID-19 en España.

Los hondureños que residen en España de manera legal y trabajan en empresas podrán soportar económicamente la crisis en caso de ser suspendidos temporalmente: el Gobierno de ese país europeo ha aprobado medidas para auxiliar al sector productivo y a la fuerza laboral.

José María Tinoco, hondureño nacionalizado en España, le dijo a Diario La PRENSA que él y la mayoría de hondureños no podrán enviar dinero porque “hay una cuarentena y las personas son multadas si salen de sus casas “y no se sabe hasta cuándo vamos a salir, dijeron que hasta después de Semana Santa, pero es posible que amplíen a todo abril”.

“Aunque tengamos dinero no podemos enviar, pues los negocios están cerrados. Sí podemos bajar al supermercado a comprar alimentos. En Honduras, las personas deben cuidar el dinero porque no sabemos cuándo vamos a enviar”, dijo Tinoco.

Algunas empresas dedicadas a realizar transferencias de España a otros países están buscando soluciones, entre ellas, usando aplicaciones electrónicas, para que los clientes, como los hondureños, sin salir de sus casas realicen las transferencias.

A partir del viernes o lunes próximo, sino hay demoras, El Paisa Envíos y Pagos, pondrá a funcionar la aplicación El Paisa Multiservice para que los clientes hagan transferencias con su tarjetas de crédito a través de sus celulares, iPhone y Android. En estos días, esa empresa ha tenido abierta una sucursal en la avenida Oporto 108 de Madrid, en un horario limitado, de 12 del mediodía a 6 de la tarde de lunes a sábado.

“Nosotros hacemos unas 7,000 operaciones al mes y de esas unas 5,500 son de hondureños. Por la emergencia del COVID-19 hemos visto una reducción enorme, aquí las personas no pueden salir de sus casas y en Honduras es lo mismo y los bancos están cerrados”, dijo Lonny Daniel de El Paisa Envíos y Pagos.

Daniel, quien es de República Dominicana y está casado con una hondureña, espera que la crisis causada por el COVID-19 no sobrepase los próximos dos meses.

La Prensa