El IHTT debe definir el futuro de taxis VIP

Secretario del CN dice que no habrá reformas a la Ley de Transporte para legalizar los VIP.

En la capital, unos tres mil VIP prestan el servicio.
En la capital, unos tres mil VIP prestan el servicio.

TEGUCIGALPA.

El paro por más de cuatro horas que realizó un grupo de taxistas el lunes anterior en la capital junto con la promesa que en el “Congreso Nacional no está en agenda la discusión del tema”, complica la regularización del servicio que ofrecen los taxis VIP.

Mientras el Poder Legislativo traslada la responsabilidad al Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT), un amplio sector de ciudadanos dice “sí” a la nueva modalidad que poco a poco ganó la aceptación.

El término “servicio ejecutivo” mencionado en los incisos 2 y 3 del artículo 32 de la Ley de Transporte podría ser modificado.

El presidente de la Asociación Interdepartamental de Puntos de Taxis (Aiterpt), Pedro Gómez, advirtió que no permitirán la legalización y prometió que ayudarán a identificar a los que presten el servicio para que les decomisen las unidades.

Complicado

La puerta que intentó abrir el congresista Marco Velásquez para el servicio VIP, según el prosecretario Renán Inestroza, fue ignorada pues solo se trató de una excitativa. En ese sentido, las caras visibles de los cuestionados taxistas garantizaron que seguirán “con paciencia” los trámites.

A criterio de los entrevistados del sector VIP, el objetivo es ofrecer a los pasajeros, en el marco de la ley, lo que el taxi tradicional de punto o de barrio no logran.

“Todas las personas tenemos el derecho de buscar un trabajo”

Humberto Valladares,Taxista

Alex Díaz, representante de este rubro, destacó que la Ley del Transporte los cobija cuando menciona el “servicio ejecutivo”.

Aunque el secretario del CN, Tomás Zambrano, les aseguró que no hay intención de reformas a la ley, para el diputado Yuri Sabas “si existe una oferta es porque hay demanda”. Bajo esa premisa, explicó que es obligatorio resolver el tema porque el sector VIP no puede seguir en estado de ilegalidad ni suspenso.

Contradijo la declaración de Zambrano y expresó que “hay un proyecto” y el tema hay que manejarlo con “ojos abiertos” para no afectar a nadie.

La Prensa