Dos menores de la caravana están desaparecidos en Guatemala

Guatemala ha recibido 18 casos de menores hondureños que viajaban solos en la caravana migrante.

VER MÁS FOTOS
Alrededor de 389 menores de edad no pudieron salir de Honduras para continuar su viaje hacia Estados Unidos.

Tegucigalpa, Honduras

Este martes madre e hija hondureñas, que formaban parte de la caravana migrante, se reecontraron en Tapachula (Chiapas, México) luego de que la menor estuvo desaparecida por aproximadamente 24 horas. Sin embargo, hay cuatro menores más que se encuentran desaparecidos y no han corrido con la misma suerte.

Nelly Jerez, vicecanciller de Asuntos Consulares y Migratorios, informó que los menores desaparecidos responden a los nombres de: Cristian José Villanueva (14) y Milton Ariel Pérez (15), quienes viajaban en la Caravana Migrante que tiene como destino, llegar a los Estados Unidos.

La funcionaria explicó que los casos están controlados por las autoridades a la vez que ya se emitió una alerta para dar respuesta rápida de los niños desaparecidos.

Además lea: Niña hondureña desaparecida y su madre se reencuentran en México

Por otra parte, Guatemala ha recibido 18 casos de menores hondureños que viajaban solos en la caravana migrante. De ellos, siete están bajo protección de la custodia de la Procuraduría General de la Nación, mientras un juez da la orden de repatriación a Honduras.

Guatemala ha recibido 18 casos de menores hondureños que viajaban solos en la caravana migrante.

Según las cifras del Instituto Nacional de Migración, las autoridades hondureñas han remitido a la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) a 389 menores de edad a quienes se les impidió la salida de Honduras porque no contaban con pasaporte o autorización del padre o madre, o por ser menores no acompañados.

- Antecedentes -

La caravana salió el 15 de enero de la gran central metropolitana de San Pedro Sula. Un primer grupo de 500 hondureños que salieron del país con el sueño de llegar a Estados Unidos lograron ingresar a México a pesar de los gases lacrimógenos que les lanzaban guardias nacionales, a quienes respondieron arrojando piedras.

Sin embargo, un segundo grupo de 800 personas no logró ingresar este jueves al país del norte ya que fueron contenidos por la Guardia Nacional con golpes y gases lacrimógenos.

Los migrantes habían logrado cruzar a territorio mexicano durante la madrugada desde la localidad guatemalteca de Tecún Umán con la consigna de marchar pacíficamente y la petición de que el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador los escuchara.

Pero tras ser detenidos fueron subidos entre empujones a varios autobuses del Instituto Nacional de Migración, que determinará su situación migratoria y eventual deportación.

La Prensa