Honduras pide a bancos extender el plazo de créditos para construir represas  

El país necesita 1,000 millones de dólares para enfrentar el cambio climático, afirma el presidente Juan Orlando Hernández

Juan Orlando Hernández afirma que la sequía que afectará este año a Honduras es dramática y que probablemente se está hablando de algo muy superior en términos de falta de agua.
Juan Orlando Hernández afirma que la sequía que afectará este año a Honduras es dramática y que probablemente se está hablando de algo muy superior en términos de falta de agua.

Tegucigalpa, Honduras

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, pidió este lunes a bancos multilaterales una extensión del plazo de pago de los créditos contraídos por su país para invertir en la construcción de represas, tanto para el consumo humano como la actividad productiva, ante la falta de agua.

La petición la hizo Hernández al Banco Interamericano de Desarrollo, Banco Mundial y el Banco Europeo de Inversiones al concluir una reunión del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), en la que además participó el titular de la Asociación de Municipios de Honduras (Amhon), Carlos Cano.

"Honduras hoy tiene la reputación de un excelente pagador, lo que queremos es una ampliación por dos años en cada crédito que nos han dado y el equivalente a esos dos años, usarlos de manera agresiva para construir represas grandes, medianas y pequeñas para agua de consumo humano y producción", subrayó el gobernante.

Además lea: Gobierno de Honduras activa medidas para contrarrestar "dramática sequía"

Dijo que espera que los organismos multilaterales acepten ampliar el plazo de pago de créditos para que Honduras pueda "invertir 1,000 millones de dólares para hacerle frente al cambio climático (y) cambiar la manera de vivir de los hondureños".

La sequía será "dramática"

Destacó que la sequía que afectará este año a Honduras "es dramática, probablemente estamos hablando de algo muy superior en términos de falta de agua comparado con el año pasado".

Racionamiento
Durante los próximos cuatro meses, los capitalinos continuarán recibiendo agua potable una vez a la semana.



Señaló que la falta de lluvia perjudica la agricultura tradicional y, en consecuencia, afectará la producción de alimentos en el país.

Hernández anunció que apoyará al Distrito Central, que conforman las ciudades de Tegucigalpa y Comayagüela, con tanques de agua para que la Alcaldía pueda distribuirla a las familias.

La falta de lluvia es uno de los principales problemas.

Valorar el agua

Agregó que los hondureños deben "apreciar el verdadero valor del agua en una crisis como esta para que nos sensibilicemos o tengamos conciencia que necesitamos ahorrarla".

"No podemos seguir dejando abierta la llave mientras nos lavamos los dientes", subrayó el gobernante hondureño, quien indicó que su Gobierno continuará impulsando las cosechadoras de agua en el país centroamericano.

Señaló que ayer visitó la represa La Concepción, una de las principales que abastecen a la capital, que tiene 1,5 millones de habitantes, donde expertos indicaron que el agua que está represada "es 50 % menos" con relación al líquido acumulado en la misma fecha de 2019.

Es necesario que todos evitemos desperdiciar el agua.

Sequía afecta los hogares

La falta de este líquido tiene "su efecto en los hogares, no solamente por el consumo de agua, sino por la producción de alimentos", enfatizó Hernández, quien resaltó que su país también es afectado por el brote de gorgojo y los incendios forestales.

Dijo que espera que el Parlamento hondureño inicie la construcción de la nueva Ley de contratación del Estado, una normativa que tiene "las mejores prácticas del mundo, altamente transparente, pero ágil".

Sépalo
Actualmente la represa Los Laureles tiene almacenados unos ocho millones de metros cúbicos de agua, que representan el 79% de su capacidad. Por su parte, La Concepción está al 42%, equivalente a 15 millones de metros cúbicos.


"No podemos esperar ocho meses o un año en un proceso, son vidas las que están de por medio, tenemos que avanzar pronto, rápido, de manera transparente y sobre todo unidos todos".

Actualmente en Tegucigalpa reciben agua cada siete días.

Falta de conciencia sobre el dengue

El gobernante lamentó que "no se tenga la conciencia" de que cada hondureño "es responsable" en su casa y su trabajo para prevenir el dengue y anunció una reunión para tratar la temática, el próximo 15 de enero.

Pidió a los medios de comunicación que le ayuden a identificar las formas que "realmente cambien la conciencia de la gente, esto no es un tema de los alcaldes, ni del Gobierno únicamente, sino de cada uno de los ciudadanos".

En la reunión, añadió, se destacó la necesidad de emitir un "decreto de emergencia" que permita activar mecanismos jurídicos y equipos operativos que contribuyan a "atender con prontitud y rapidez esta emergencia" ante la sequía.

El gobernante hondureño insistió en que los medios de comunicación deben ayudar a "construir esa conciencia" entre la ciudadanía y "levantar la solidaridad, ese movimiento social que requiere el país para cambiar la manera de ver las cosas y actuar de manera diferente".

La Prensa